Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 7 agosto 2015
Psicología

Tiempo transcurrido desde un hecho y lejanía del lugar donde ocurrió, criterios inconscientes al juzgar malas conductas

Una nueva e inquietante investigación sugiere que la mente humana es más voluble de lo creído en cuanto a los juicios morales. Factores como la distancia geográfica del lugar de un suceso y el tiempo transcurrido desde el mismo tienen una notable influencia sobre el grado de condescendencia con el que juzgamos hechos reprobables.

 

El equipo internacional del antropólogo Daniel Fessler, de la Universidad de California en la ciudad estadounidense de Los Ángeles (UCLA), estudió a miembros de siete sociedades separadas, desde la propia de la Nueva Guinea rural hasta la típica en la California urbana. Fessler y sus colaboradores han hallado que, con independencia de su procedencia, la gente examinada en el estudio juzgó como reprobables ciertos actos de los casos presentados, como calumniar, robar y agredir, pero menos si tales actos correspondían a casos acaecidos muy lejos o mucho tiempo atrás, o si una figura de autoridad sugería que esos actos, en el marco de tales casos, son aceptables.

 

A los participantes se les dio siete ejemplos de mala conducta y se les pidió que calificaran al protagonista en una escala moral de cinco puntos (extremadamente malo, malo, ni bueno ni malo, bueno y extremadamente bueno). Entre los ejemplos se hallaba un hombre robando el dinero de un desconocido; un hombre difundiendo a sabiendas la mentira de que su rival era un ladrón; y un hombre golpeando a su esposa sin provocación previa. Más del 95 por ciento de los participantes situaron estos actos en el lado malo de la escala.

 

[Img #29815]

 

Después se les preguntó si su evaluación del protagonista en el ejemplo cambiaría si el contexto histórico y el geográfico fuesen otros (si la acción hubiera ocurrido muy lejos o mucho tiempo atrás), o si una figura de autoridad local le quitase gravedad a la acción, presentándola como bastante menos mala.

 

En cada grupo de sujetos, muchos participantes cambiaron sus respuestas de “extremadamente malo” a “malo”, y algunos cambiaron aún más, hasta llegar a “ni bueno ni malo”.

 

“Este preocupante hallazgo ayuda a explicar por qué a menudo cerramos los ojos ante las atrocidades que suceden en el extranjero o son autorizadas por individuos influyentes”, destaca Fessler.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress