Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 13 agosto 2015
Astrofísica

¿Cerca de resolver el enigma de los agujeros negros supermasivos?

Los agujeros negros son acumulaciones de materia increíblemente comprimida, en las que la gravedad impide escapar incluso a la luz. Todo lo que cae dentro de un agujero negro ya no vuelve a salir. Uno de los dos tipos más comunes de agujeros negros es el de los que tienen masas de entre 10 y 100 veces la del Sol. Estos agujeros se forman cuando las estrellas masivas explotan como supernovas. Otra clase común es la de los agujeros negros con masas enormes, que pueden llegar a varios miles de millones de veces la del Sol. Estos se encuentran en las profundidades de los núcleos de casi todas las galaxias, y su origen no está claro, aunque se ha venido asumiendo que en su día fueron pequeños agujeros de la otra clase y que han estado absorbiendo desde entonces cantidades ingentes de materia hasta llegar a las masas extraordinarias citadas.

 

Unas astrónomas han identificado el agujero negro supermasivo más pequeño detectado hasta la fecha en el centro de una galaxia. Este objeto podría proporcionar pistas sobre cómo se formaron los agujeros negros más grandes junto con sus galaxias anfitrionas hace 13.000 millones de años o más.

 

La investigación la han realizado Vivienne Baldassare, Amy Reines y Elena Gallo, de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, así como Jenny Greene, de la de Princeton en New Jersey, ambas entidades en Estados Unidos.

 

Ellas han calculado que la masa de este agujero negro supermasivo es aproximadamente de 50.000 veces la del Sol. Se trata de menos de la mitad de la masa del anterior agujero negro más pequeño detectado en el centro de una galaxia, casi 100 veces menos que la masa del que se halla en el centro de la Vía Láctea, y unas 200.000 veces menos masa que el más masivo de los agujeros encontrados en los centros de otras galaxias.

 

[Img #29933]

 

El menos masivo de los agujeros negros supermasivos se halla en el centro de una galaxia enana en forma de disco, llamada RGG 118, situada a unos 340 millones de años-luz de la Tierra.

 

El agujero negro en RGG 118 nos da la oportunidad de estudiar a un pequeño agujero negro supermasivo cercano, e intentar con ello resolver el enigma de los agujeros negros supermasivos, formados, al parecer, muy poco después del Big Bang (creación del universo).

 

La semilla de un agujero negro supermasivo podría proceder de una estrella gigante, con unas 100 veces la masa del Sol, que acaba convirtiéndose en agujero negro después de que agota su combustible nuclear y se derrumba sobre sí misma. A partir de entonces, absorbería materia de su entorno, creciendo hasta el rango de masas típico de un agujero negro supermasivo.

 

Alternativamente, los agujeros negros supermasivos podrían formarse cuando una gran nube de gas, con una masa de 10.000 a 100.000 veces la del Sol, se comprime sobre sí misma por efecto de su propia gravedad. Muchas de estas semillas de agujero negro deben fusionarse posteriormente entre ellas formando agujeros negros supermasivos mucho mayores.

 

En uno y otro caso, las fusiones entre agujeros negros podrían ayudar de modo decisivo a la acumulación de masa.

 

Este agujero negro en RGG 118 puede resultar decisivo para ayudar a la comunidad científica a discernir cuál de esas dos teorías sobre el origen de tales agujeros es la correcta.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress