Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 19 agosto 2015
Ingeniería

ITESO y Continental habilitan laboratorio de simulación de tecnología automotriz

Una falla en el software del automóvil puede comprometer la seguridad de los ocupantes en un accidente automovilístico. Con la finalidad de reducir al máximo errores en la programación de software automotriz, la industria ha creado un sistema de simulación “Hardware in the loop” (HIL), con el cual se prueban y validan todos los componentes electrónicos del vehículo.

 

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), en México, obtuvo un laboratorio de simulación HIL en colaboración con la empresa alemana de desarrollo automotriz Continental, con fondos del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Con esta tecnología, que solo se encuentra en tres lugares del país, los alumnos de la especialidad en Sistemas Embebidos, así como de la maestría en Diseño Electrónico y el doctorado en Ciencias de la Ingeniería, podrán obtener una formación más completa y mayores oportunidades laborales al egresar, comentó el responsable del proyecto, Luis Enrique González Jiménez.

 

Esto debido a que empresas de talla mundial como Audi, Volkswagen y Ford, prueban sus sistemas de software automotriz en equipos como este, por lo que el catedrático considera que es una parte importante para la capacitación de los estudiantes que más tarde se incorporarán a la industria.

 

“[El simulador] es una computadora muy potente que tiene una interfaz electrónica que permite conectarle casi cualquier dispositivo. Interpreta cualquier señal analógica o digital que yo le inyecte”, apuntó.

 

González Jiménez, candidato al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), acotó que este instrumento permite encontrar errores en el funcionamiento de cada componente electrónico del automóvil, mismo que es administrado por una Unidad de Control de Motor (ECU, por sus siglas en inglés) para luego reprogramarlo.

 

[Img #30044]

 

Asimismo, explicó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que Continental estaba interesado en realizar un proyecto de vinculación con universidades, que derivara en la formación y captación de trabajadores desde su preparación académica, con especial énfasis en la investigación de la tecnología HIL.

 

Tras ello, la casa de estudios concursó por recursos del Conacyt a través del PEI, tras lo cual obtuvo los 3.5 millones de pesos necesarios para adquirir el simulador SCALEXIO, manufacturado por la empresa germánica dSPACE.

 

“Lo que hace esta computadora es representar el modelo de un motor, o lo que sea que vayas a probar. Si quiero probar que una tarjeta ECU funciona, la conecto y echo a andar el programa. Puedo ir visualizando cómo se movería un coche o un motor. Si el modelo funciona bien, significa que lo que programé en la tarjeta está bien hecho”, afirmó el investigador.

 

En tanto, acotó que el sistema de simulación permite recortar costos en el desarrollo de pruebas de eficiencia, ya que previo a que existiera esta tecnología cada ECU debía ser probada directamente con la pieza que controlaba. Es decir, si se pretendía conocer la eficiencia de una ECU en un motor de combustión, se debía tener en físico el motor, lo cual encarecía el proceso.

 

Las ECU controlan, entre otros, inyección del combustible, sistema de ignición, tablero de instrumentos, temperatura, sistema de frenos, sistema de estacionamiento automático, radio y telecomunicaciones y motores de cristales.

 

“Una gran mayoría de las ECU que se prueban en Continental es a través de este método, porque es barato. Hoy puede ser un motor de 6 cilindros, mañana puede ser un tráiler completo o lo que tú quieras. Incluso se hacen pruebas eléctricas”, explicó.

 

El simulador tiene precargados los modelos de combustión interna, frenos y del vehículo completo. Actualmente, la empresa alemana y el ITESO planean hacer mancuerna de nueva vez a fin de complementar el proyecto del laboratorio con una segunda etapa que permita ahondar en mecanismos de desarrollo tecnológico, control de calidad e investigación, a través de la compra de hardware especializado.

 

Por otra parte, González Jiménez afirmó que el simulador permite hacer pruebas en otros sistemas ajenos al campo automotriz, tales como de aeronáutica y robótica, área en la cual ya hay proyectos próximos a iniciar. (Fuente: Montserrat Muñoz/Agencia Informativa Conacyt)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress