Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 11 septiembre 2015
Nanotecnología

Nueva técnica para obtener nanoestructuras autoorganizadas

Muchos dispositivos semiconductores en la tecnología moderna, desde circuitos integrados hasta células solares y LEDs, están basados en nanoestructuras. Producir conjuntos de nanoestructuras regulares precisa normalmente de un esfuerzo sustancial. Si se autoorganizaran, la producción de tales dispositivos sería considerablemente más rápida y sus costes por tanto descenderían mucho.

 

El equipo de Stefan Facsko, del Centro Helmholtz de Dresde-Rossendorf (HZDR) en Alemania, y Xin Ou del Instituto de Microsistemas y Tecnología de la Información de Shanghái (SIMIT), dependiente de la Academia China de Ciencias, ha demostrado ahora un método para la autoorganización de conjuntos nanoestructurados a través de irradiación de haces de iones.

 

En su asombroso método, los investigadores utilizan haces de iones, que son átomos cargados eléctricamente y moviéndose a gran velocidad. Concretamente, dirigen un amplio haz de iones de gas noble contra una oblea de arseniuro de galio.

 

[Img #30553]

 

En algunos aspectos, podríamos comparar la nueva técnica de bombardeo iónico con la técnica del arenado (limpieza o lijado mediante chorro de arena). Sin embargo, a diferencia de en el arenado, con la nueva técnica las nanoestructuras de interés se crean por sí mismas, partiendo de las condiciones iniciales seleccionadas. La estructura regular finamente cincelada recuerda un poco a las dunas de arena, estructuras naturales creadas por el viento. Todo ocurre, no obstante, en el reino nanoscópico, existiendo apenas una distancia de 50 nanómetros entre dos dunas (las hebras de cabello humano son dos mil veces más gruesas).

 

Además de producir tales estructuras nanoscópicas bien definidas, la técnica preserva el estado cristalino del material semiconductor.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress