Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 14 septiembre 2015
Microbiología

Minerales de hierro de origen microbiano

Una bahía aislada y rica en hierro en el corazón del África Oriental está ofreciendo a los científicos una inusual oportunidad de echar un vistazo al tipo de ambiente marino que debió existir en la Tierra en un pasado remoto, y respalda las teorías que afirman que microbios diminutos crearon algunos de los yacimientos de minerales férricos más grandes del mundo, hace algunos miles de millones de años. La capacidad de los microbios de esa rara bahía actual para metabolizar el hierro, así como su vigoroso ritmo de crecimiento, hacen pensar que sus equivalentes primitivos fueron capaces de depositar algunas de las mayores acumulaciones sedimentarias de hierro mineral en el planeta.

 

Según una nueva investigación, realizada por el equipo de Marc Llirós, de la Universidad de Namur en Bélgica, y Sean Crowe, de la Universidad de la Columbia Británica en Canadá, el 30 por ciento de los microbios en la Bahía Kabuno de la República Democrática del Congo crece a través de un tipo de fotosíntesis que oxida el hierro en vez de convertir agua en oxígeno como hacen plantas y algas.

 

La Bahía de Kabuno es como una máquina del tiempo hacia la historia temprana de la Tierra, cuando predominaba la química de los océanos ricos en hierro. La bahía permite vislumbrar en condiciones razonablemente reales cómo modalidades antiguas de fotosíntesis pudieron sustentar la vida más arcaica de la Tierra antes del desarrollo de la fotosíntesis productora de oxígeno que sustenta a la vida actual.

 

Antes de hace 2.300 millones de años, había poco oxígeno en la atmósfera pero mucho hierro disuelto, y muchos organismos como las bacterias obtenían energía metabolizando el metal. Bastantes investigadores creen que los microbios metabolizadores del hierro podrían haber usado el abundante hierro disuelto y convertirlo en minerales, que después acabaron depositándose a lo largo del fondo oceánico.

 

[Img #30582]

 

Los microbios de la Bahía de Kabuno metabolizan el hierro con suficiente eficacia y se multiplican a un ritmo lo bastante alto como para que resulte plausible que sus equivalentes primitivos fueran capaces de crear los mayores yacimientos sedimentarios de hierro mineral de la Tierra. (Foto: University of British Columbia)

 

El nuevo estudio de los microbios del hierro en la Bahía de Kabuno apoya esa teoría. Los microbios metabolizan el hierro con suficiente eficacia y se multiplican a un ritmo lo bastante alto como para que resulte plausible que sus equivalentes primitivos fueran capaces de crear esos depósitos sedimentarios de hierro, conocidos como formaciones de hierro en bandas.

 

Oxidando el hierro, estos microorganismos ayudaron probablemente a dar forma a la química de la Tierra a lo largo de algunos miles de millones de años, conduciéndola por último hacia la aparición de formas de vida más compleja, como plantas y animales.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress