Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 22 septiembre 2015
Medicina

Parche proteico para que el corazón genere nuevo tejido muscular

La regeneración insuficiente del músculo cardiaco y su cicatrización son dos problemas principales que no abordan los actuales tratamientos para paliar los efectos de un ataque al corazón. Tales tratamientos no se ocupan de esta problemática fundamental, y en consecuencia muchos pacientes pierden progresivamente funcionalidad cardiaca, lo que les lleva a una discapacidad a largo plazo y finalmente a la muerte.

 

Un equipo internacional de científicos ha identificado una proteína que ayuda a las células musculares del corazón a regenerarse después de un ataque cardiaco. Los investigadores también han comprobado que un parche cargado con la proteína y colocado dentro del corazón mejoró la función cardiaca y las tasas de supervivencia en ratones y cerdos después de que sufrieran un ataque al corazón. Los corazones de los animales recuperaron una funcionalidad próxima a la normal en un plazo de cuatro a ocho semanas después del tratamiento con el citado parche.

 

Los resultados de las pruebas del parche cargado con la proteína (FSTL1) en ratones y cerdos que habían sufrido un ataque al corazón indican que el parche estimulaba la regeneración de tejidos incluso si era implantado después de producidos los daños. Por ejemplo, en cerdos que habían sufrido un ataque al corazón, la fracción de sangre bombeada hacia fuera del ventrículo izquierdo disminuyó desde el valor normal de un 50 por ciento al valor, mucho más bajo, del 30 por ciento. Pero la función fue recuperada hasta el 40 por ciento después de que se colocara quirúrgicamente el parche en el corazón, una semana después del ataque, y permaneció estable a posteriori. El tejido cardiaco de los cerdos también cicatrizó considerablemente menos. Aunque es importante que una herida se cierre, si se genera demasiado tejido cicatricial la funcionalidad de ciertas estructuras, entre ellas las del corazón y las del sistema nervioso, puede verse mermada seriamente.

 

[Img #30772]

 

Nuevas células cardiacas (verdes con núcleos amarillos) crecen en la región infartada de un corazón de ratón tratado con un parche cargado con FSTL1. (Foto: UC San Diego/SBP)

 

El equipo de Pilar Ruiz-Lozano, de la Universidad de Stanford en California, y Mark Mercola, de la Universidad de California en San Diego, ambas instituciones en Estados Unidos, cree factible comenzar a probar el parche en ensayos clínicos con humanos tan pronto como en 2017.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress