Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 22 octubre 2015
Medicina

En algunos lugares de Europa, ser rico en la Edad Media podía perjudicar a la salud más que ser pobre

Aparte de las consecuencias obvias de una vida llena de comilonas y excesos, había algo en la Edad Media que perjudicó mucho la salud de la gente rica de algunas zonas de Europa. En esa época solo las personas ricas podían permitirse comer y beber en copas y platos hermosos y glaseados de colores. Pero esta técnica implicaba el uso de plomo, que penetra en el cuerpo si entra en contacto con alimentos ácidos que luego el comensal ingiere, y que tiene severos efectos tóxicos. El uso de esta clase de vajilla por la gente rica, desconocedora de lo mucho que estaba minando su salud, y los efectos nocivos que inevitablemente tuvo en muchas de esas personas, se ha revelado en toda su magnitud en una investigación reciente.

 

Así pues, no todo eran beneficios al tener la condición de persona adinerada en ciertas zonas de Europa durante la Edad Media; estas personas estaban más expuestas al plomo, un metal pesado tóxico, que los pobres. Así se ha comprobado con los análisis de 207 esqueletos de seis cementerios antiguos en el norte de Alemania y en Dinamarca, llevados a cabo por el equipo del químico Kaare Lund Rasmussen de la Universidad del Sur de Dinamarca.

 

Hay realmente grandes diferencias en la cantidad de plomo que acumularon en vida los cuerpos de las personas que ahora reposan en esos cementerios. Esto dependía de si vivían en el campo o en una localidad catalogable como ciudad. No hay apenas plomo en los huesos de las personas del entorno rural, mientras que los niveles de este metal tóxico eran altos en los individuos de entornos urbanos.

 

En la Edad Media, los daneses y alemanes ricos vivían principalmente en localidades con bastantes habitantes, mientras que la población rural era en general más pobre y estaba más aislada y dispersa.

 

[Img #31455]

 

En aquellos tiempos se usaba óxido de plomo para glasear la cerámica. Así acondicionada, la vajilla era más fácil de lavar y de conservar más tiempo su aspecto esplendoroso, así que comprensiblemente tenía esta clase de vajilla gozaba de una alta demanda por la gente rica. Pero cuando se conservaban alimentos ácidos en recipientes glaseados, la superficie vidriada se disolvía y el plomo podía escaparse hasta la comida.

 

En el campo, la cerámica glaseada se usaba aparentemente de forma más esporádica. E incluso si se tenía el dinero suficiente para comprarla, resultaba difícil de conseguir. Debido a ello, lo más habitual en la gente del campo era usar cerámica sin glasear y así, sin saberlo, se salvaban de la exposición al plomo tóxico.

 

La cerámica glaseada no era la única fuente de plomo en los pueblos. También estaba presente en las monedas, en las vidrieras y en las tejas de los tejados de edificios importantes. El agua potable se recogía a menudo del tejado, y esta podría haber sido también una importante fuente de plomo.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress