Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 30 octubre 2015
Paleontología

Hallan en Cataluña un simio de cinco kilos que vivió hace 11,6 millones de años

Hace 17 millones años, los hominoideos se separaron en dos ramas evolutivas. En una, los gibones; y en otra, los grandes simios: gorilas, chimpancés, orangutanes y humanos. El análisis de un fósil más reciente encontrado en Cataluña (España), que tiene características de ambos grupos, puede cambiar las ideas que se tenían sobre el aspecto del antepasado común a todos ellos.

 

La zona del vertedero catalán de Can Mata y alrededores era hace 12 millones de años un bosque cerrado con un clima cálido y húmedo y temperaturas subtropicales, más elevadas que las actuales. Este ecosistema favoreció una gran diversidad faunística, como lo atestiguan las más de 75 especies de mamíferos encontrados en la zona. Entre ellos, destaca el nuevo primate, al que los científicos han llamado Pliobates cataloniae.

 

Las excavaciones en esta zona de els Hostalets de Pierola en Cataluña permitieron el hallazgo en 2011 de un esqueleto parcial compuesto por 70 fósiles de una hembra adulta de unos cuatro o cinco kilos de peso que comía frutos blandos y trepaba por las copas de los árboles, y que vivió en ese paraje hace 11,6 millones de años.

 

Los análisis filogenéticos de los fósiles, entre los que destacan buena parte del cráneo y la dentición, y una parte del brazo izquierdo que incluye articulaciones del codo y la muñeca, revelan en Science que la especie recién descubierta pertenece al grupo de los hominoideos, que incluye a simios antropomorfos (gibones, chimpancés, orangutanes y gorilas actuales) y a los humanos.

 

Los resultados revelan que el nuevo primate es posterior a la separación entre monos y antropomorfos, pero anterior a la separación entre hilobátidos (gibones) y homínidos (grandes antropomorfos y humanos).

 

“En términos evolutivos (no temporales) este primate precede la separación de los dos linajes principales de hominoideos actuales (hylobátidos –gibones y siamangs– y homínidos). Dado que la separación de estos linajes se produjo varios millones de años antes que Pliobates, ello sugiere que este es un descendiente tardío de un hominoideo basal”, declara a Sinc David Alba, paleobiólogo en el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) y autor principal del trabajo, quien añade que en algún momento del Mioceno inferior o medio, un ancestro de Pliobates cataloniae se dispersó desde África hacia Eurasia.

 

El estudio sugiere que Pliobates es el hominoideo basal más cercano a la divergencia entre pequeños y grandes antropomorfos (hilobátidos y homínidos, respectivamente) y que el último ancestro común de los hominoideos actuales podría haber sido más similar a los gibones que a los grandes antropomorfos actuales.

 

El hallazgo de Pliobates aporta así evidencias muy sólidas sobre el origen de los gibones actuales, ya que hasta ahora, los científicos pensaban que el antepasado común entre los hilobátidos y homínidos era de gran tamaño, “ya que todos los hominoideos fósiles hallados hasta el momento lo eran”, recalca Alba.

 

Hasta la descripción de Pliobates, todos los simios fósiles de tamaño pequeño (entre 5 y 15 kg) que se habían encontrado tenían una estructura corporal demasiado primitiva para tener una relación de parentesco estrecha con los hominoideos actuales. "Este hallazgo lo trastoca todo", afirma el científico.

 

Las características de la articulación del codo y la muñeca y en menor medida del cráneo (cuyos restos se encontraron muy fragmentados y de los que se hizo una reconstrucción virtual) muestran afinidades de este nuevo simio con los hominoideos, a pesar de su pequeño tamaño. “Pliobates presenta un mosaico de algunas características primitivas (más parecidas a grupos como los pliopitecoideos) combinadas con otras claramente derivadas hacia la condición de los hominoideos actuales”, subraya el investigador.

 

Así, el cráneo es más parecido a los hilobátidos, “tanto en forma general (por ejemplo, las órbitas telescópicas) como por algunas características de la base del cráneo (exclusivas de los gibones actuales)”, señala Alba. Pero la dentición es primitiva en comparación con los hominoideos actuales.

 

Las características del codo y de la muñeca compartidas por hilobátidos y homínidos indican que fueron heredadas a partir de su último ancestro común (en lugar de evolucionar independientemente). Pero estos aspectos también dan información sobre su locomoción.

 

Las adaptaciones del esqueleto postcraneal de Pliobates cataloniae indican que trepaba de manera lenta y cautelosa por las copas de los árboles, con una gran flexibilidad de movimientos y cierta capacidad de colgarse de las ramas. Tenía un grado de encefalización parecido al de los monos y los gibones actuales, pero inferior al de los grandes antropomorfos.

 

[Img #31637]

 

El estudio de las marcas microscópicas dejadas por los alimentos en la superficie masticatoria de los dientes poco antes de la muerte indica una dieta esencialmente frugívora, es decir, basada principalmente en frutos maduros y blandos, como en los gibones actuales.

 

"Esperamos que futuros hallazgos en el vertedero de Can Mata nos ayuden a aclarar cuál es el papel que los primates catarrinos de pequeño tamaño han desempeñado en la evolución de los hominoideos y, finalmente, resolver el enigma del origen de los gibones actuales", informa Salvador Moyà-Solà, investigador ICREA y director del ICP, que también ha participado en el estudio.

 

Por la riqueza paleontológica de la zona de Can Mata, la administración local determinó la necesidad de realizar un control paleontológico de las obras en el vertedero, para recuperar los fósiles que pudieran verse afectados. Gracias a esto, se ha encontrado ya unos 70.000 restos fósiles de 2002 a 2014.

 

“El enorme esfuerzo de muestreo, debido a la acción de las máquina excavadoras  junto al continuo control paleontológico, ha permitido recuperar fósiles no solo de los elementos más comunes sino también de los más raros o infrecuentes, como es el caso de los primates (que generalmente están infrarepresentados en el registro fósil, debido a cuestiones de preservación, así como de menor densidad poblacional y desarrollo más lento comparados con otros grupos de mamíferos)”, asegura a Sinc Alba.

 

Los fósiles de Pliobates cataloniae se unen a otros encontrados en 2002 –Pierolapithecus catalaunicus, conocido como ‘Pau’–, cuyo descubrimiento también se publicó en Science en 2004. “Pliobates cataloniae es uno de los dos hallazgos más importantes de Can Mata, junto con el esqueleto de Pierolapithecus”, indica el experto.

 

En 2009 se describió el cráneo de Anoiapithecus brevirostris y en 2010 los restos de Pliopithecus canmatensis, “que fue un miembro de la superfamilia de los pliopitecoideos, un grupo extinto de simios del Viejo Mundo que preceden la divergencia entre los monos actuales (cercopitecoideos) y los antropomorfos (hominoideos)”, apunta el paleobiólogo.

 

Pero el hecho de que se hayan encontrado numerosos restos fósiles de primates en los yacimientos del Abocador de Can Mata no significa que los primates fuesen particularmente abundantes en esta zona: “Eran muy diversos (había distintas especies de diferentes grupos), pero sin embargo sus restos son poco abundantes con respecto al resto de componentes de la fauna (menos de un 0,5% de los restos recuperados son de primates)”, concluye Alba. (Fuente: SINC)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress