Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 11 julio 2011
Meteorología

Tormentas alteradas por la presencia de ciudades bajo ellas

Las zonas urbanas modifican las tormentas, de tal modo que éstas pueden hacerse más fuertes y más violentas a medida que se alejan de las ciudades y se trasladan a zonas cercanas en la dirección hacia la que sople el viento. Así parecen indicarlo los resultados de un nuevo estudio.

Utilizando los datos de 10 años de tormentas en la zona metropolitana de Indianápolis y alrededores, Dev Niyogi, profesor de agronomía y ciencias terrestres y atmosféricas en la Universidad Purdue, observó cómo las tormentas se alteraban a medida que se acercaban a una zona urbana.

Alrededor del 60 por ciento de las tormentas diurnas parecen experimentar cambios significativos en sus características. "Antes de que las tormentas se acerquen a la zona urbana, las vemos como una línea más organizada de células de tormenta", explica Niyogi. "A medida que cruzan la zona urbana, hay células de tormenta más pequeñas pero más abundantes, y esto significa que se produce una división. Así que muy a menudo, vemos tormentas que se acercan a la ciudad, se dividen en torno a ella y se vuelven a juntar al otro lado para hacerse más intensas".

La mayoría de las tormentas analizadas que siguieron este patrón tuvieron lugar durante el día y precedieron a un frente frío o vinieron con él. Niyogi y su equipo analizaron las características cambiantes de las tormentas en el radar, así como en un análisis que sirvió para medir el tamaño y el número de células presentes en una tormenta mientras ésta pasaba por el área urbana de Indianápolis.

Patrick Pyle y Lei Ming utilizaron un modelo meteorológico para ejecutar simulaciones de las condiciones que precedieron a las tormentas. En algunas simulaciones, se suprimió el área urbana de Indianápolis, y el resultado era un cambio en los patrones meteorológicos.

[Img #3346]
Las tormentas sólo aparecieron en las simulaciones del modelo cuando el área urbana de Indianápolis estaba presente. Esto demuestra que el terreno urbano puede ayudar a crear un ambiente que, a veces, puede desencadenar tormentas.

Una serie de factores intervienen en este fenómeno. Por ejemplo, los edificios altos alteran los patrones del viento, mientras que la contaminación y el calor urbanos pueden influir en la gestación de las tormentas.

Niyogi cree que un conocimiento lo bastante profundo de cómo el uso de la tierra podría afectar a las tormentas, permitiría elaborar mejores predicciones sobre el clima y las inundaciones. Además, quizás también sería viable utilizar en la planificación urbanística los datos sobre la meteorología local y los referentes al uso de la tierra, a fin de escoger las opciones urbanísticas que más mitigasen los efectos que las tormentas podrían causar en los alrededores.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress