Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 26 noviembre 2015
Astronomía

Enjambre de cometas ante una estrella, posible explicación para el enigma de KIC 8462852

La estrella llamada KIC 8462852 ha tenido recientemente una amplia presencia en los medios de comunicación por el extraño patrón de disminuciones de brillo observado en ella con el telescopio espacial Kepler, y que indica que en sus inmediaciones algo, que no es un planeta, se ha interpuesto entre ella y nosotros, en dos ocasiones. Los intentos de explicar la inusual naturaleza del objeto han sido muchos, y se ha llegado incluso a plantear la posibilidad de que exista una inmensa estructura artificial en órbita a esa estrella, lo que indicaría la presencia de una civilización extraterrestre avanzada en ese sistema solar.

 

Los análisis más recientes indican que la explicación que mejor encaja con lo observado es la de un enjambre de cometas. Esta es la conclusión a la que ha llegado el equipo de Massimo Marengo, de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos. Para su investigación, estos científicos se valieron de datos del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA.

 

Una forma de saber más sobre la estrella es estudiarla a través de la luz infrarroja. El Kepler la observó en luz visible. Si la estructura misteriosa se debiera a un impacto planetario, o a una colisión entre asteroides, entonces debería haber un exceso de luz infrarroja alrededor de la estrella. Los trozos polvorientos de roca desmenuzada estarían a la temperatura exacta para brillar en las longitudes de onda infrarrojas.

 

[Img #32218]

 

El Spitzer no ha encontrado sin embargo ningún exceso significativo de luz infrarroja procedente de polvo caliente. Eso hace improbables las teorías del choque entre asteroides o el impacto planetario. Teniendo en cuenta esto y otros datos, la causa que se perfila como la más probable es la presencia de una nube de cometas fríos. Es posible que una familia de cometas esté viajando a lo largo de una órbita muy larga y excéntrica alrededor de la estrella. En la cabeza del grupo estaría un cometa muy grande, que habría bloqueado la luz de la estrella en 2011, tal y como captó el Kepler. Más tarde, en 2013, el resto de la familia cometaria, una banda de fragmentos variados más rezagados, habría pasado frente a la estrella y bloqueado de nuevo su luz.

 

Cuando el Spitzer observó la estrella en 2015, esos cometas habrían estado ya muy alejados, al continuar con su largo viaje alrededor de ella. No habrían dejado ninguna firma infrarroja que pudiera ser detectada.

 

De todos modos, tal como admite Marengo, se necesitan más observaciones para ayudar a resolver debidamente el caso de KIC 8462852.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress