Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Sábado, 28 noviembre 2015
Psiquiatría

Los cannabinoides, posible tratamiento contra el estrés postraumático

Rafael Maldonado, líder de la Unidad de Neurofarmacología de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en España, ha participado en una revisión sobre la importancia del sistema endocannabinoide en los procesos de ansiedad, miedo y estrés. En el trabajo, publicado en Nature Reviews Neuroscience, se destaca el potencial de los cannabinoides como posible tratamiento contra el estrés postraumático y contra el síndrome del cromosoma X frágil.

 

El sistema endocannabinoide actúa en todas las regiones del cerebro implicadas en los procesos de ansiedad, miedo y estrés. El receptor CB1R, componente principal de este sistema, desempeña un papel crucial en dichos procesos. A él se unen los cannabinoides, tanto los adquiridos de forma exógena, como lo sería el tetrahidrocannabinol (THC) de la marihuana, como los endógenos, producidos de forma natural por nuestro organismo.

 

Según resultados clínicos, un aumento en la actividad del sistema endocannabinoide se traduce en una disminución de la ansiedad. El uso de cannabinoides exógenos, como el tratamiento ansiolítico, comporta efectos secundarios no deseados. Pero, ¿y si se pudieran inhibir estos efectos secundarios?

 

Ya existen investigaciones en las que se han bloqueado las vías implicadas en los efectos negativos vinculados con la administración de cannabinoides y se han obtenido resultados positivos en modelos animales.

 

[Img #32252]

 

El principio activo del cannabis, THC, inhibe la sensación de miedo. Evitando sus efectos nocivos, el THC podría utilizarse como tratamiento contra los trastornos de estrés postraumático.

 

Por otro lado, las perspectivas de futuro no solo se basan en potenciar la actividad de los cannabinoides. Sus receptores también se plantean como diana para tratar enfermedades, como el síndrome del cromosoma X frágil, en el que los pacientes sufren retraso mental y ansiedad.

 

Así, se ha demostrado que el bloqueo de los receptores CB1R y CB2R, respectivamente, reduce las alteraciones cognitivas y la ansiedad, características de este síndrome.

 

Los cannabinoides exógenos influyen en los comportamientos de ansiedad de una forma bipolar según la dosis consumida: bajas dosis de cannabinoides provocan una disminución de la ansiedad ante estímulos externos, en tanto que altas dosis provocan el efecto contrario.

 

Mientras que la ansiedad se desencadena por un peligro no específico, el miedo es una respuesta ante un estímulo amenazante conocido. El sistema endocannabinoide también está presente en las áreas del cerebro implicadas en la sensación del miedo y es crucial en la llamada fear-memory, esto es, la habilidad de memorizar un estímulo peligroso.

 

Además de los procesos de ansiedad y miedo, el estudio contempla la implicación del sistema endocannabinoide en las situaciones de estrés. Al parecer, este sistema se ve afectado por las situaciones de estrés como parte de la alteración general que éstas provocan en la plasticidad cerebral. En este caso, el papel del receptor CB1R es crucial, puesto que su afectación debida a estrés crónico puede ser el desencadenante de desórdenes afectivos.

 

Durante siglos, el cannabis ha sido utilizado como una droga recreativa. Sin embargo, en los últimos años se han descubierto los mecanismos de acción de sus componentes activos y la presencia de homólogos endógenos en nuestro organismo. La importancia del sistema endocannabinoide en la función neuronal está clara, pero todavía quedan muchas incógnitas por resolver. (Fuente: Universidad Pompeu Fabra)

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress