Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 17 diciembre 2015
Paleontología

La ecología y evolución de los primeros mamíferos carnívoros

Con anterioridad a la aparición de los mamíferos carnívoros de hoy en día (leones, tigres, lobos y otros), Norteamérica estaba dominada por un grupo ahora extinto de carnívoros, la familia Hyaenodontidae. Si bien los fósiles de esta familia pertenecientes al Eoceno temprano (hace entre 50 y 55 millones de años) han sido relativamente comunes en paleontología, la mayoría de estos son especímenes de dientes.

 

El hallazgo reciente de un esqueleto casi completo ha permitido al equipo de Shawn Zack, de la Universidad de Arizona en Estados Unidos, y Kenneth Rose, de la Universidad Johns Hopkins en el mismo país, realizar un estudio más detallado de la ecología y las relaciones evolutivas de esos carnívoros antiguos.

 

El esqueleto del hienodóntido Galecyon se encontró en un área de Wyoming bien conocida por los fósiles de esta época.

 

El Galecyon tenía el tamaño aproximado de un pequeño zorro rojo, y el nuevo hallazgo ha permitido a los investigadores inferir sus capacidades locomotoras. La comparación del esqueleto con los de los carnívoros vivos indica que el Galecyon no trepaba a los árboles, como algunos de sus parientes contemporáneos, sino que se parecía más a los animales que habitualmente viven en el suelo, aunque no era capaz de correr a gran velocidad, como algunos de los hienodóntidos posteriores.

 

[Img #32663]

 

Ilustración de la forma del Galecyon, con sus huesos fosilizados situados anatómicamente. En segundo plano, la Formación Willwood, en la cuenca meridional de Bighorn en Wyoming, donde se encontraron los huesos. A la derecha, el húmero (brazo) del Galecyon. (Imágenes: Journal of Vertebrate Paleontology)

 

Este estudio muestra también que los primeros hienodóntidos tenían preferencias de hábitat diversas, lo que ayuda a explicar cómo era posible que varios hienodóntidos diferentes pudieran coexistir en las mismas faunas, a pesar de tener dietas similares y tamaños corporales comparables.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress