Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 13 enero 2016
Psicología

Las elecciones en los juegos de azar parecen estar reguladas en buena parte por una única conexión cerebral

Que una persona haga una apuesta arriesgada o no puede depender en última instancia de un conjunto de neuronas recientemente descubierto que interconecta dos regiones cerebrales. El hallazgo podría ayudar a entender mejor y tratar con mayor eficacia la ludopatía y otras adicciones similares.

 

La actividad neuronal en una de esas dos regiones cerebrales parece alertar: “¡Cuidado, puedo perder dinero!”, mientras que en otra parece arengar: “¡Tengo la oportunidad de ganar dinero!”. Así funciona, explicado de modo simplificado, el sistema estudiado por el equipo de Brian Knutson, profesor de psicología en la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos. El equilibrio entre estos dos mensajes difiere entre las personas y puede determinar las decisiones que tomemos en los juegos de azar.

 

Durante la pasada década, diversos científicos han hecho seguimientos de la actividad en estas dos regiones cerebrales, conocidas como ínsula anterior y núcleo accumbens, pero Knutson tenía curiosidad por saber cómo trabajan juntas. ¿Están directamente conectadas, o ambas influyen sobre una región cerebral diferente que toma la decisión definitiva?

 

Conocer esto podría ayudar a los científicos y a los legisladores que quieren entender mejor la toma de decisiones arriesgadas en el contexto de los juegos de azar y la adicción, y permitirles así desarrollar estrategias más efectivas.

 

El equipo de Knutson empleó una técnica especial de resonancia magnética desarrollada en la Universidad de Stanford que identifica vías neuronales que conectan regiones en el cerebro y que mide la fortaleza de tales conexiones en términos de lo bien aisladas que están.

 

[Img #33117]

 

Usando esa técnica, el equipo de Knutson y Josiah Leong encontró una vía que conecta directamente la ínsula anterior y el núcleo accumbens, algo que había sido visto anteriormente en animales pero nunca en humanos.

 

Lo que es más, estos investigadores encontraron que cuanto más gruesa era la vaina de tejido graso que aislaba el conducto entre ambas regiones cerebrales, un indicador de la fortaleza de la conexión, más cautas eran las decisiones de los participantes en el estudio en una prueba de juego de azar. Esta conexión neuronal parece ayudar a que la región cerebral más cauta amortigüe la actividad en la región más entusiasta.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress