Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 17 febrero 2016
Física

¿Una nueva forma de hielo de agua?

Unos científicos han determinado la existencia teórica de un tipo de hielo de agua que hasta ahora nadie ha conocido, que tendría una densidad extraordinariamente baja, más baja que la de cualquier hielo de agua que conozcamos.

 

El tipo de hielo predicho por el equipo internacional de Chongqin Zhu, de la Universidad de Nebraska en Lincoln, Estados Unidos, sería aproximadamente un 25 por ciento menos denso que el hielo que hasta ahora ostentaba el récord, una forma sintetizada por un equipo europeo en 2014.

 

Si este nuevo hielo puede ser sintetizado, se convertiría en la forma cristalina número 18 del agua.

 

Los autores del estudio usaron un algoritmo informático y una simulación molecular para determinar los extremos de presión y temperatura bajo los cuales el agua se congelaría en la configuración predicha. Dicha configuración toma la forma de un clatrato, en esencia una serie de moléculas de agua que forman una estructura entrelazada en forma de jaula. Se cree que esas jaulas pueden mantener su integridad estructural solo cuando albergan “moléculas invitadas” como las de metano, que se aloja en los abundantes clatratos naturales existentes en el fondo oceánico.

 

Pasar de la teoría a la práctica, o sea sintetizar este clatrato no será tarea fácil. Según los cálculos del equipo, el nuevo hielo se formará solo cuando las moléculas de agua sean colocadas dentro de un espacio cerrado que esté sujeto a una presión expansiva (empujando hacia el exterior) elevadísima.

 

[Img #33975]

 

Pero, ¿a cuánto? A una temperatura de 23 grados centígrados bajo cero, la estructura contenedora necesitaría estar rodeada por una presión expansiva unas cuatro veces superior a la presión reinante en la fosa más profunda del Océano Pacífico. A 273 grados bajo cero, esa presión debería ser aún más grande, aproximadamente la misma que la experimentada por una persona que cargase con 300 aviones jumbo sobre sus hombros, al nivel del mar.

 

Las moléculas invitadas necesitarían entonces ser extraídas a través de un proceso especial de aspiración.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress