Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 28 julio 2011
Salud

Los sucedáneos de grasa para ayudar a perder peso podrían promover el efecto contrario

Los sucedáneos de la grasa utilizados en algunos productos alimentarios, y que, en teoría, deberían ayudar a las personas a controlar su peso, podrían tener el efecto contrario, según los resultados de una nueva investigación.

Estos sucedáneos están diseñados para imitar el sabor de la grasa en alimentos en los que normalmente abunda esta sustancia, y proporcionar una menor cantidad de calorías.

Sin embargo, pueden terminar por confundir al cuerpo. Así lo cree Susan E. Swithers, profesora de ciencias psicológicas de la Universidad Purdue.

Ella y sus colaboradores todavía no lo han estudiado en humanos, pero sí han comprobado en experimentos que cuando las ratas consumen un sucedáneo de la grasa, las señales que podrían ayudar a controlar la ingesta de comida sufren perturbaciones, y, como resultado, las ratas ganan peso.

La sustitución de un componente de la dieta con un producto de sabor similar pero con menos o ninguna caloría, suena como un enfoque con sentido común para perder peso, pero hay otras funciones fisiológicas en juego.

El sabor normalmente alerta al cuerpo sobre lo que puede esperar, y ciertos sabores anuncian la entrada de grandes cantidades de calorías.

[Img #3619]Todo apunta a que cuando esas calorías esperadas no llegan, los sistemas se vuelven ineficaces, lo que trae como consecuencia que uno de los mecanismos del cuerpo para controlar la ingesta de alimentos deje de funcionar debidamente.

En la investigación también han trabajado Terry L. Davidson y Sean Ogden, de la misma universidad.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress