Viernes, 29 julio 2011
Medicina

La desnutrición de la madre gestante aumenta la predisposición a la diabetes tipo 2 en su retoño

Enviar por email

Un nuevo estudio ofrece las evidencias más claras obtenidas hasta ahora de que la vulnerabilidad a la diabetes tipo 2 puede comenzar en el útero de la madre. Lo descubierto permitirá desentrañar algunos de los entresijos del mecanismo subyacente en una enfermedad potencialmente devastadora.

En el estudio, realizado con monos babuinos, se ha llegado a la conclusión de que aún cuando las madres estén sólo moderadamente desnutridas durante el embarazo y durante el periodo de la lactancia, sus hijos tienen más probabilidades de ser prediabéticos antes de llegar a la adolescencia.

En el caso del Ser Humano, esa malnutrición materna que se traduce en un menor sustento para el crecimiento del feto, es un problema persistente en las zonas más pobres del planeta. Esto significa que la malnutrición durante los períodos críticos del desarrollo fetal puede dificultar el crecimiento de órganos esenciales tales como el páncreas, que muestra una significativa disminución de su capacidad para secretar insulina.

El nuevo estudio es el primero en demostrar que la mala nutrición en los primates durante la vida fetal y en los primeros tiempos después del parto, puede dañar el páncreas y causar la predisposición a la diabetes tipo 2.

El estudio ha sido realizado por Peter W. Nathanielsz, Jaehyek Choi, Cun Li, y Thomas J. McDonald del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio, y por Anthony Comuzzie y Vicki Mattern del Instituto de Investigación Biomédica de Texas, también en San Antonio.

[Img #3642]
La diabetes tipo 2 tiene lugar cuando el cuerpo desarrolla resistencia a la insulina, una hormona que regula el azúcar en sangre. Aunque el cuerpo puede inicialmente lograr una compensación con la secreción de más insulina, con el paso del tiempo el páncreas no puede producir suficientes cantidades de la hormona para evitar el aumento del azúcar en sangre. En los casos con una diabetes poco controlada, el alto nivel de azúcar en sangre daña gravemente el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. Las consecuencias pueden ser fatales, e incluyen enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, amputaciones, ceguera e insuficiencia renal.

En muchos países del mundo, la diabetes se ha convertido en una crisis creciente de salud pública. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 366 millones de personas serán diabéticas para el año 2030, en comparación con los 171 millones del año 2000. Se trata de un incremento del 114 por ciento en sólo 30 años.

La diabetes tipo 2 se observa cada vez más en los niños, y a edades más tempranas. El exceso de peso y la inactividad física son causas conocidas, pero los resultados del nuevo estudio demuestran que algunas personas pueden estar predispuestas a la diabetes desde el nacimiento, o incluso antes.


Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS