Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 17 marzo 2016
Ingeniería

Generar electricidad a partir de desechos de tomate

Un equipo de científicos está explorando una fuente inusual de electricidad, tomates estropeados que no son aptos para su venta al público. Su proyecto piloto se basa en una célula (celda) de combustible biológica que utiliza los residuos de tomate desechados de las cosechas de Florida.

 

El equipo de Namita Shrestha y Venkataramana Gadhamshetty, de la Escuela de Minas y Tecnología de Dakota del Sur, en Estados Unidos, ha encontrado que los tomates descompuestos y dañados que son desechados podrían ser una fuente de energía particularmente potente si se usaran en una célula electroquímica microbiana. El proceso también ayuda a purificar los residuos sólidos de los tomates y el agua residual asociada.

 

Los tomates son un cultivo esencial en Florida. Por tanto, la nueva tecnología podría resultar práctica e importante en muchas zonas de ese estado, así como en cualquier pueblo agrícola de otras partes del mundo que esté muy dedicado al cultivo de tomates. En el caso de Florida, este estado genera 396.000 toneladas de desechos de tomate cada año, pero carece de un buen sistema de procesamiento para los mismos.

 

La célula electroquímica microbiana puede aprovechar los residuos de tomate para generar corriente eléctrica. A tal fin, se vale de bacterias para descomponer y oxidar el material orgánico en tomates no aptos para el sector alimentario.

 

[Img #34672]

 

El proceso de oxidación, desencadenado por las bacterias que interactúan con los residuos de tomate, libera electrones que son capturados en la célula de combustible y que se convierten en una fuente de electricidad. Los investigadores han comprobado que el licopeno, un pigmento natural de los tomates, es un excelente mediador para promover la generación de cargas eléctricas a partir de los frutos dañados.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress