Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 29 marzo 2016
Astrofísica

Posible explicación al misterioso enlentecimiento en la formación de estrellas hace 11.000 millones de años

Las galaxias alcanzaron su ritmo de formación de estrellas más elevado hace unos 11.000 millones de años, y después lo redujeron. Un equipo de astrónomos estimó hace más de tres años que el ritmo de formación estelar es 1/30 veces el que había en su momento máximo. La pregunta de por qué se ha reducido tanto dicho ritmo ha sido debatida desde entonces sin éxito. Puede que ahora se haya encontrado por fin una respuesta convincente.

 

El equipo de Tobias Marriage, Devin Crichton y Nadia L. Zakamska, de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, ha encontrado pruebas que apoyan el argumento de que la respuesta a esa pregunta fue una retroalimentación de energía de los quásares que se encontraban dentro de las galaxias donde las estrellas estaban naciendo. Es decir, los intensos vientos a escala galáctica y la radiación emitidos por los quásares, los objetos más luminosos en el universo, calentaban las nubes de polvo y gas. Este calor evitó que el material se enfriase y formase nubes más densas, y finalmente estrellas.

 

Si bien lo hallado no es concluyente, sí aporta las evidencias más convincentes hasta la fecha.

 

Concretamente, los investigadores buscaron información sobre 17.468 galaxias y encontraron un marcador de energía conocido como efecto Sunyaev-Zeldovich. El fenómeno, bautizado en honor de los dos físicos rusos que lo predijeron hace casi 50 años, aparece cuando los electrones de alta energía perturban el Fondo Cósmico de Microondas. Este es un mar omnipresente de radiación de microondas, un remanente o "eco" del nacimiento supercaliente del universo hace unos 13.800 millones de años.

 

[Img #34842]

 

En la ilustración, el viento galáctico calentado que se muestra en la porción borrosa de la imagen emana del brillante quásar en el borde de un agujero negro, dispersando polvo y gas. Si en lugar de ello se les permitiera que se enfriasen y se condensasen, el polvo y el gas empezarían a formar estrellas. (Imagen: Johns Hopkins University)

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress