Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 31 marzo 2016
Astrofísica

La increíble temperatura de un quásar

Unos astrónomos, utilizando un radiotelescopio en el espacio junto con otros cuatro en tierra, han conseguido una resolución (la capacidad de discernir detalles finos) mayor que la alcanzada por cualquier observación astronómica hasta la fecha. Su logro ha producido un par de sorpresas científicas que prometen incrementar el conocimiento científico sobre los quásares, envolturas de agujeros negros supermasivos en los núcleos de galaxias.

 

Los científicos combinaron el satélite ruso RadioAstron con los radiotelescopios terrestres antes referidos para producir un radiotelescopio virtual de más de 160.000 kilómetros de diámetro. Apuntaron este sistema hacia un quásar llamado 3C 273, situado a más de 2.000 millones de años-luz de la Tierra. Los quásares como este lanzan enormes chorros de material hacia el exterior, con velocidades próximas a la de la luz. Estos potentes chorros emiten radioondas.

 

El brillo de tales emisiones, sin embargo, se creía que estaba limitado por procesos físicos. Los científicos pensaban que ese límite era de unos 100.000 millones de grados. Los autores del nuevo estudio se sorprendieron cuando su sistema espacial-terrestre reveló una temperatura más caliente que 10 billones (millones de millones) de grados.

 

Tal como subraya Yuri Kovalev, miembro del equipo científico del RadioAstron, este descubrimiento es un notable desafío a nuestra actual comprensión sobre los chorros de los quásares.

 

[Img #34901]

 

El satélite RadioAstron fue combinado con un radiotelescopio en el observatorio de Green Bank en Virginia Occidental, el VLA (Very Large Array) de Nuevo México, ambos en EE.UU., el Telescopio de Effelsberg en Alemania, y el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. Las señales recibidas por el radiotelescopio orbital fueron transmitidas a una antena en Green Bank, donde fueron grabadas y después enviadas por internet a Rusia, donde fueron combinadas con los datos recibidos por los radiotelescopios terrestres para formar la radioimagen de alta resolución de 3C 273.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress