Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 4 agosto 2011
Neurología

El mejor estado cerebral para recordar cosas

¿No sabe dónde dejó el pendrive? Su cerebro podría estar a veces en un estado mejor que en otras para recordar dónde dejó ese u otros objetos, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio.

Se viene asumiendo que el proceso de recuperar un recuerdo es iniciado por un estímulo externo.

Pero el equipo de Charan Ranganath, del Centro para la Neurociencia y del Departamento de Psicología de la Universidad de California en Davis, ha comprobado que los niveles de actividad cerebral antes de intentar recordar algo se correlacionan con el éxito o el fracaso de ese intento.

Los investigadores midieron ciertos patrones de ondas cerebrales de una frecuencia especial, lo que se conoce como oscilaciones theta, en los cerebros de voluntarios durante una prueba de memoria.

Las ondas theta son típicas de un cerebro que está concentrado de manera activa en algo. Por ejemplo, las ratas muestran una actividad alta de ondas theta mientras exploran un laberinto.

En la prueba de memoria, los voluntarios tuvieron que memorizar una serie de palabras con un contexto relacionado. Más tarde, tuvieron que recordar si habían visto la palabra antes y el contexto en el que la habían visto.

El equipo de investigación constató una clara correlación entre el patrón de ondas theta y la eficacia de los sujetos al recordar. Quienes presentaban una elevada actividad de ondas theta inmediatamente antes de ser invitados a recordar una palabra, eran quienes lograban recordarla.

[Img #3708]
Los resultados de esta investigación reducen la importancia del estímulo externo como detonante del acto de recordar algo que sólo hemos memorizado precariamente.

No está claro si las personas podemos, de manera voluntaria, poner a nuestro cerebro en un estado idóneo para recordar algo. Ranganath y sus colaboradores están ahora investigando esa posibilidad, con la esperanza de que pueda conducir al desarrollo de mejores tratamientos para la pérdida de memoria.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress