Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 14 abril 2016
Neurología

Inesperada influencia de una clase de células cerebrales sobre el sistema nervioso

Se ha descubierto que un tipo común de célula cerebral moldea el sistema nervioso de formas inesperadas.

 

Más de la mitad de nuestro cerebro se compone de células gliales, que envuelven las fibras nerviosas y las aíslan, de forma parecida a cómo la funda de plástico de un cable eléctrico aísla el hilo de cobre del interior, permitiendo que los impulsos eléctricos y químicos viajen más rápido. Antiguamente, los neurocientíficos consideraban la célula glial como un ayudante esencial pero pasivo de las células nerviosas.

 

Sin embargo, el equipo de Shai Shaham y Aakanksha Singhvi, de la Universidad Rockefeller en Nueva York, Estados Unidos, ha acumulado pruebas contundentes de que este tipo de célula juega un papel mucho más activo y dinámico en el cerebro de lo que se pensaba anteriormente.

 

Estos científicos han comprobado que las células gliales pueden controlar la forma de terminaciones nerviosas específicas, interactuando con ellas a través de una vía molecular previamente desconocida. En el sistema nervioso, la forma es muy importante. La que adopta una neurona dicta con qué otras neuronas se conectará e incluso la intensidad de tales conexiones. Pero es muy poco lo que se sabe sobre cómo se impone dicha forma.

 

El hallazgo de que las células gliales pueden modular los extremos de los nervios al expresar un transportador iónico (una bomba de iones) solo donde entra en contacto con un tipo particular de neurona, promete abrir muchas líneas de investigación. Si resulta que se trata de un mecanismo ampliamente utilizado por el cual las células gliales afectan de manera selectiva a ciertas neuronas, podría ser manipulado con objetivos terapéuticos.

 

[Img #35229]

 

El transportador de iones KCC-3, visto aquí de color verde, es expresado en las células gliales, pero solo cerca de una neurona en particular, mostrada en rojo. (Foto: Laboratory of Developmental Genetics at The Rockefeller University/Cell)

 

La formación y mantenimiento de las formas que adoptan las terminaciones de los nervios son importantes para el aprendizaje y la memoria, y una alteración indebida de esta forma está asociada a trastornos neuronales, como la esquizofrenia y el Mal de Alzheimer.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress