Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 2 mayo 2016
Astronomía

En busca de planetas habitables ocultos por el resplandor de sus estrellas

Los humanos podríamos no ser los únicos en reflexionar sobre si hay vida inteligente en otros mundos. Si hay extraterrestres inteligentes en otras partes del cosmos, también ellos podrían estar buscando una respuesta para la misma pregunta que a los humanos nos ha mantenido en vilo durante siglos: ¿estamos solos en el universo? Estos extraterrestres podrían incluso poseer gigantescos telescopios espaciales dedicados a estudiar planetas distantes y buscar vida. Si uno de esos telescopios capturase una imagen de la canica azul que es nuestro planeta, las pruebas de la existencia de bosques y numerosísimas criaturas surgirían en forma de sustancias químicas simples: oxígeno, ozono, agua y metano.

 

Muchos científicos en la NASA (la agencia espacial estadounidense) esperan encontrar pistas químicas similares delatando la existencia de planetas parecidos al nuestro situados fuera de nuestro sistema solar, mundos referidos como exoTierras. Se trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías para misiones espaciales en las que se factible captar no solo imágenes de esas exoTierras, sino también firmas espectrales presentes en la luz recibida, que son como huellas dactilares delatando la presencia de sustancias químicas específicas. Analizando espectros, es posible averiguar muchas cosas sobre las atmósferas, los climas y el potencial de habitabilidad de los planetas.

 

Avanzando hacia ese objetivo, la NASA está desarrollando activamente tecnologías para coronógrafos en varios laboratorios, incluyendo el JPL (Laboratorio de Propulsión a Chorro), en Pasadena, California. Se trata de instrumentos que se introdujeron a principios del siglo XX para estudiar nuestro Sol. Utilizan máscaras especiales para bloquear la luz del disco circular de la estrella, de manera que los científicos puedan estudiar su atmósfera exterior, o corona.

 

La NASA está desarrollando ahora coronógrafos más sofisticados para bloquear la luz deslumbrante de otras estrellas y permitir que resulten visibles los planetas que podrían estar orbitando a su alrededor. La luz emitida por las estrellas supera de largo a la reflejada por sus planetas; por ejemplo, nuestro Sol es 10.000 millones de veces más brillante que la Tierra.

 

[Img #35603]

 

La ilustración muestra un prototipo de parasol estelar, una estructura gigante diseñada para bloquear el resplandor de las estrellas de forma que los futuros telescopios espaciales puedan tomar imágenes de planetas de otros sistemas solares. (Imagen: NASA)

 

La búsqueda de planetas semejantes a la Tierra pasa en buena parte por bloquear la luz de las estrellas, tal como indica Rhonda Morgan, del JPL, una experta en coronógrafos de la Oficina del Programa de Exploración de Exoplanetas. Un símil es la necesidad de bloquear o mitigar la luz solar demasiado intensa para nuestros ojos mientras conducimos, a fin de poder ver la carretera.

 

Los telescopios en tierra ya han usado previamente coronógrafos para tomar imágenes de planetas, pero estos fueron más fáciles de fotografiar porque son grandes, brillantes y orbitan lejos de sus estrellas anfitrionas. Para tomar una imagen de planetas de tamaño terrestre que se encuentren en la zona habitable (la región orbital donde las temperaturas son adecuadas para la existencia de posibles océanos y lagos líquidos) en torno a estrellas semejantes a la nuestra se requerirá un telescopio en el espacio. Allí fuera pueden evitarse los efectos difuminadores de nuestra atmósfera.

 

Se hallan en desarrollo varios tipos de coronógrafos, instrumentos individuales que encajan dentro de telescopios, para diversas misiones espaciales que se han propuesto.

 

Los científicos e ingenieros también están trabajando activamente en otra tecnología para ayudar a superar el reto del brillo cegador estelar que impide ver la tenue luz planetaria: el parasol estelar, una gran estructura con forma de flor que se desplegaría en el espacio y volaría frente a un telescopio espacial.

 

Tanto un parasol estelar como un coronógrafo bloquean la luz de una estrella, facilitando a los telescopios centrarse en la débil luz que se refleja de los planetas. Esto permitiría a los astrónomos tomar fotografías de mundos parecidos al nuestro, y después usar otros instrumentos para analizar el espectro de su luz y buscar en él las eventuales huellas químicas atmosféricas que revelen la posible existencia de vida allí.

 

Información adicional

Información adicional

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress