Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 11 mayo 2016
Astronomía

Crece el debate sobre supuestos indicios de estructuras artificiales gigantescas en torno a la estrella KIC 8462852

El pasado otoño se inició un gran interés público por la estrella KIC 8462852, que se encuentra a unos 1.480 años-luz de distancia, en la constelación del Cisne. Todo comenzó cuando Tabetha ("Tabby") Boyajian, astrónoma de la Universidad Yale en Estados Unidos, y sus colegas colgaron su estudio recién acabado en un servidor de astronomía, como acto previo a su publicación oficial en una revista académica, informando de que unos “cazadores de planetas” (un grupo de ciencia ciudadana formado para buscar evidencias de exoplanetas en los datos del telescopio espacial Kepler) habían encontrado fluctuaciones inusuales en la luz procedente de la citada estrella, que por lo demás es del todo ordinaria. Dicha estrella es de tipo F (ligeramente más grande y más caliente que el Sol).

 

La más notable de dichas fluctuaciones consistió en docenas de descensos de luz desiguales y atípicos, que aparecieron a lo largo de un período de 100 días, indicando que una gran cantidad de objetos de forma irregular habían pasado por delante de la faz de la estrella y bloqueado temporalmente parte de la luz que procedía de ella.

 

El interés de la prensa se hizo viral en octubre pasado, cuando un grupo de astrónomos de la Universidad Estatal de Pensilvania dio a conocer un artículo académico previo a su publicación oficial donde se citaba que la “extraña curva de luz” de KIC 8462852 podía "encajar" con el efecto teórico de un enjambre de megaestructuras artificiales, construidas por tanto por seres extraterrestres con un nivel tecnológico avanzado.

 

La atención hacia la estrella hizo que científicos del Instituto SETI, de Mountain View, California, Estados Unidos, dirigieran el Grupo de Radiotelescopios Allen hacia la estrella para ver si podían detectar alguna señal de radio delatadora de la presencia de una civilización alienígena. En noviembre informaron de que no habían encontrado “evidencia alguna” de señales con un origen artificial.

 

[Img #35830]

 

El Anillo de Dyson, a la izquierda, es la forma más simple de una estructura del tipo de la Esfera de Dyson. Crear una Burbuja de Dyson sería un reto de ingeniería increíble, pero se le considera mucho más factible que rodear una estrella con una esfera rígida. (Imagen: Wikipedia. Creative Commons License)

 

Después, un estudio presentado en enero por el astrónomo Bradley Schaefer, de la Universidad Estatal de Luisiana en Estados Unidos, echó aún más leña al fuego de la especulación extraterrestre al anunciar que el brillo de la "estrella de Tabby", como informalmente se la conoce, había disminuido un 20 por ciento a lo largo del pasado siglo, un hallazgo particularmente difícil de explicar por medios naturales, pero que en cambia concordaría bien con la idea de que una civilización alienígena estuviese gradualmente convirtiendo el material del sistema planetario de la estrella en megaestructuras gigantes que habrían estado absorbiendo cantidades crecientes de energía procedentes de ella durante más de un siglo. Ese estudio ha sido aceptado recientemente para su publicación en la revista académica (y revisada por pares) Astrophysical Journal.

 

Otro estudio reciente, a cargo del equipo de Michael Lund y Keivan Stassun, de la Universidad Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, Estados Unidos, sostiene en cambio unas conclusiones totalmente opuestas a las de ese último y también ha sido aceptado para su publicación en la misma revista. Lund y sus colaboradores han examinado de forma detallada las observaciones sobre las que se basó el estudio de Schaefer, y su conclusión es que no hay pruebas creíbles de que el brillo de la estrella haya estado cambiando de esa manera a lo largo de tal período.

 

Los resultados de un nuevo estudio hacen mucho menos probable que la estrella KIC 8462852 sea el hogar de industriosos alienígenas que estuviesen gradualmente encerrándola dentro de una enorme carcasa, un tipo de construcción teórica que se conoce como esfera de Dyson. Pero aun así, los mecanismos naturales que deben ser los causantes de los fenómenos observados son inusuales, como el propio Lund reconoce, y han despertado en la comunidad científica un vivo interés hacia esta estrella. Incluso sin la implicación de alienígenas en este asunto, la estrella de Tabby sigue siendo la “más misteriosa en el universo”, como la describió Boyajian en una charla TED que ella dio el pasado mes de febrero.

 

Ciertamente, aun descartando el elemento alienígena, hay mucho misterio en torno a esta estrella. Sus descensos en brillo, detectados por el Kepler son reales. Algo parece estar pasando por delante de la estrella y se desconoce qué es, aunque se barajan varias hipótesis.

 

Información adicional

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress