Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 15 agosto 2011
Psicología

Afrontar lo que nos angustia o evitar pensar en ello, dos estrategias para capear los malos momentos

Un elemento muy importante para hacer frente a la vida es la capacidad de reaccionar con flexibilidad ante la alternancia de sucesos positivos y negativos. Ahora, en un estudio se ha descubierto que la intensidad de la emoción determina en buena medida hacia qué estrategia se decantará una persona. Cuando nos enfrentamos a emociones negativas de alta intensidad, la tendencia es desviar la atención. Pero ante otras de menor intensidad, la tendencia es reflexionar sobre ello, hasta asumir que el problema no es tan grave como para angustiarnos por él, y así neutralizar los sentimientos agobiantes que nos despierta.

Las emociones desagradables son útiles. Por ejemplo, el miedo le dice a nuestro cuerpo que se prepare para huir o luchar en una situación peligrosa. Pero las emociones negativas también pueden convertirse en un problema para, por ejemplo, las personas que padecen de depresión y no pueden sacar de su mente los pensamientos negativos. Afortunadamente, nuestras emociones se pueden ajustar de diversas maneras.

Gal Sheppes, Gaurav Suri y James J. Gross de la Universidad de Stanford, y Susanne Scheibe de la Universidad de Groningen, han estudiado esas dos vías fundamentales que las personas utilizamos para modular nuestras emociones: la distracción o bien la reevaluación de la situación.

Por ejemplo, si estamos en la sala de espera de una clínica dental, podemos distraernos del momento desagradable que nos espera, mediante la lectura de una revista sobre un tema totalmente desconectado, y así evitar pensar en la intervención.

La otra estrategia es afrontar la situación y aceptarla, por ejemplo, pensando que a cambio de ese mal rato que se avecina, desaparecerá el problema que nos ha traído aquí, y que hemos pasado por situaciones peores.

En muchos estudios previos se instaba a las personas a usar diferentes estrategias para afrontar las cosas que les angustiaban, y se comprobaba qué efecto tenía cada una.

En el nuevo estudio, los investigadores quisieron comprobar qué estrategias las personas elegían por sí mismas al enfrentarse a situaciones negativas de intensidad leve y fuerte.

Y han constatado que cuando la emoción negativa era de baja intensidad, los participantes preferían reevaluar la situación causante, pensar en el problema y decirse a sí mismos que no era algo tan malo. Pero cuando aparecían las emociones de alta intensidad, preferían distraerse para no pensar en la situación causante.

Es útil saber qué estrategias eligen las personas psicológicamente sanas para regular sus emociones en diferentes contextos. Este conocimiento puede servir para diseñar mejores tratamientos destinados a las personas con trastornos de depresión y ansiedad, ya que, al parecer, el estado de estas personas podría deberse en parte a dificultades para modular sus emociones con flexibilidad ante las diferentes situaciones que les toca vivir en su vida cotidiana.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress