Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 24 mayo 2016
Medicina

Inesperada utilidad adicional de un fármaco como aniquilador selectivo de células infectadas por el virus del SIDA

Un fármaco oral utilizado para tratar una dolencia sin relación con el SIDA erradicó células infectadas con el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana, culpable del SIDA) en cultivos de laboratorio, sin afectar a las células no infectadas, y suprimió el virus en pacientes durante el tratamiento y durante al menos ocho semanas tras el cese del suministro del fármaco, según los resultados de un ensayo clínico piloto llevado a cabo a raíz de una investigación del equipo de Hartmut Hanauske-Abel, de la Universidad Rutgers, y Paul Palumbo, de la Universidad Dartmouth, ambas instituciones en Estados Unidos.

 

Los resultados obtenidos abren la puerta al desarrollo de un prometedor tratamiento contra el VIH que podría destruir su ADN albergado en las células infectadas por él. Los actuales tratamientos contra el VIH y el SIDA se centran en fármacos antirretrovirales que, cuando se toman combinados y durante toda la vida del paciente, pueden impedir la proliferación del virus pero no matarlo ni por tanto curar al paciente de su enfermedad.

 

Por primera vez, se ha mostrado que es posible con un fármaco matar selectivamente a las células infectadas con el VIH.

 

Un obstáculo principal para tratar el SIDA ha venido siendo que el VIH es capaz de insertar su propio ADN en el de cualquier célula infectada, invalidando al mismo tiempo la capacidad de esta de suicidarse para salvar a otras de una invasión vírica. Los investigadores encontraron que el fármaco oral, la deferiprona, como la medicina antifúngica tópica ciclopirox que estudiaron previamente, reactiva la “respuesta suicida altruista” de una célula infectada con el VIH, con lo cual esta se autodestruye y al hacerlo destruye también al ADN del VIH contenido.

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress