Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 26 mayo 2016
Astrofísica

Posible explicación para el enigma de la formación rápida de los mayores agujeros negros del universo

Unos astrónomos han encontrado la mejor evidencia hasta la fecha sobre las "semillas cósmicas" en el universo temprano que debieron convertirse en agujeros negros supermasivos.

 

El equipo de Fabio Pacucci, de la Escuela Normal Superior de Pisa en Italia, combinó datos del Observatorio Chandra de Rayos X, el Telescopio Espacial Hubble y el Telescopio Espacial Spitzer, todos ellos de la NASA, para identificar estas posibles semillas de agujeros negros.

 

Su teoría, si se confirma, explicaría cómo nacieron estos agujeros negros descomunales.

 

Se cree que existe un agujero negro supermasivo en el centro de cada una de casi todas las galaxias grandes, incluyendo la nuestra, la Vía Láctea. Se sabe también que algunos de estos agujeros negros supermasivos, que contienen millones o incluso miles de millones de veces la masa del Sol, se formaron menos de 1.000 millones de años después de la creación del universo.

 

Una teoría sugiere que las semillas de agujeros negros se desarrollaron al atraer el gas de su entorno y a través de fusiones de agujeros negros más pequeños (creados por la muerte de estrellas masivas), un proceso que debería haber consumido mucho más tiempo que el que necesitaron esos agujeros negros.

 

[Img #36191]

 

La ilustración muestra una posible “semilla” para la formación de un agujero negro supermasivo sin necesitar cadáveres de estrellas masivas. Los recuadros a la derecha contienen imágenes del Chandra (arriba) y del Hubble (abajo) de una de dos semillas candidatas, registrándose una coincidencia entre las propiedades de los datos y las predichas por modelos sofisticados. (Imagen: NASA/CXC/M. Weiss)

 

Lo descubierto por Pacucci y sus colegas sugiere en cambio que los primeros agujeros negros no necesitaron a los de origen estelar como material de construcción, sino que se formaron directamente. La formación de un agujero negro supermasivo por este procedimiento sería el resultado del colapso de una colosal nube de gas, saltándose cualquier otra fase intermedia, como la formación y posterior muerte de una estrella masiva.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress