Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 17 junio 2016
Paleontología

Cuando Gran Bretaña era un archipiélago tropical

Una investigación aporta más datos sobre las criaturas que habitaron los mares tropicales que rodeaban a Gran Bretaña al inicio de la era de los dinosaurios.

 

Hace cerca de 210 millones de años, Gran Bretaña consistía en muchas islas, rodeadas por aguas marinas cálidas. Europa en ese momento se encontraba más al sur, en las latitudes equivalentes donde se halla ahora África. Buena parte de Europa era un desierto tórrido, que acabó siendo inundado por un gran mar.

 

El nuevo estudio es el más amplio de su tipo hasta la fecha, y se basa en más de 26.000 fósiles identificados procedentes del mar poco profundo del periodo Rhaetiense, como tiburones, diversos peces con huesos, reptiles marinos y otras criaturas. El Rhaetiense es el periodo que va desde hace unos 201 millones de años hasta hace casi 209 millones, siendo la última etapa del periodo Triásico.

 

El equipo de Ellen Mears, de la Universidad de Bristol en el Reino Unido (ahora de la de Edimburgo), y Valentina Rossi, ahora en la Universidad de Cork, encontró dientes y otros huesos fosilizados de ictiosauros y plesiosauros, grandes bestias clásicas de los mares del Triásico y el Jurásico, así como de algunos otros animales, incluyendo un diente procedente posiblemente de un dinosaurio, pero este está muy desgastado.

 

[Img #36704]

 

La imagen muestra habitantes de las profundidades marinas tropicales de hace unos 210 millones de años, cerca de Bristol. Un ictiosauro da idea del tamaño de un pez acorazado, el Dapedium, abajo a la izquierda. Tiburones y amonites nadan al fondo. (Dibujo: Valentina Rossi, una de las autoras principales de la investigación)

 

Otro de los hallazgos fue la detección de al menos siete especies de tiburón. Todos estos eran depredadores, si bien algunos de ellos tenían un tamaño corporal pequeño. Resulta destacable asimismo el descubrimiento de la presencia de peces que eran capaces de triturar conchas.

 

Cinco de los miembros del equipo eran estudiantes universitarios cuando hicieron el trabajo, y este formó parte de una serie de prácticas de verano.

 

Los hallazgos hechos en la nueva investigación enfatizan el alto grado de complejidad de los grandes cambios globales.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress