Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 20 junio 2016
Salud

Comer mucho desactiva un detector de saciedad del cuerpo

Una nueva investigación muestra que comer más de la cuenta reduce los niveles de una hormona que genera la sensación de estar lleno, promoviendo potencialmente el comer de más, en un círculo vicioso. Cuando en el intestino se detectan demasiadas calorías, se bloquea una vía de transmisión de información al cerebro, vía que si funcionase con normalidad promovería la sensación de saciedad.

 

La citada investigación está comenzando finalmente a esclarecer algunas de las razones por las que es difícil desprenderse del peso extra de manera permanente.

 

El equipo del Dr. Scott Waldman, de la Universidad Thomas Jefferson en Estados Unidos, se dio cuenta de que una hormona llamada uroguanilina también interviene en la obesidad. Sus análisis ya habían mostrado que en ratones no obesos, la uroguanilina viaja hasta el cerebro, donde produce la sensación de saciedad. Pero no estaba claro qué le ocurría a esta señalización en el estado obeso.

 

En el nuevo estudio, los investigadores examinaron ratones que fueron sobrealimentados, y vieron que los intestinos delgados de tales ratones habían dejado de producir uroguanilina. Los receptores para ella que residen en el cerebro estaban intactos, e incluso habían incrementado su número, pero la propia hormona ya no se producía, lo que sugiere que comer más de la cuenta había causado que cesara su producción. Sin embargo, cuando los animales fueron puestos a dieta, dicha producción se reanudó.

 

Lo que resulta interesante, tal como destaca el Dr. Waldman, es que no importaba si los ratones estaban delgados y sobrealimentados, u obesos y sobrealimentados, la producción de uroguanilina se detuvo en ambos grupos de animales cuando recibieron demasiadas calorías. Esto es lo contrario de lo que se ha observado para otras hormonas relacionadas con la obesidad, como la insulina y la leptina, que son producidas en una cantidad cada vez mayor a medida que se incrementa el peso. Aquí, no es el estado de obesidad el que causa el problema sino más bien las calorías.

 

[Img #36735]

 

En color azul, el receptor de uroguanilina, una hormona que se ve reducida cuando la sobrealimentación causa estrés ambiental en las células del intestino. El tinte rojo identifica a las células del hipotálamo, una parte del cerebro que controla la sensación de hambre. (Foto: Lab of Scott Waldman, Thomas Jefferson University)

 

Para averiguar cómo comer más de la cuenta detiene la producción de uroguanilina, los investigadores examinaron las células del intestino delgado que producen la hormona. Sospechaban que el retículo endoplasmático podría estar implicado. Dicho retículo es un orgánulo celular que actúa como línea de producción para muchas de las proteínas y hormonas del cuerpo, y puede dejar de funcionar cuando sufre estrés ambiental. Cuando los investigadores aplicaron una sustancia, la tunicamicina, conocida por causar ese estrés en el retículo endoplasmático, los ratones dejaron de producir uroguanilina, de la misma manera que lo hacían cuando estaban sobrealimentados.

 

Finalmente, cuando los ratones que comían demasiado y estaban obesos recibieron una sustancia que se sabe alivia ese estrés del retículo, los animales empezaron una vez más a producir uroguanilina, lo que sugiere que sobrealimentarse causó el estrés en el retículo, lo que a su vez cesó la producción de uroguanilina.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress