Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 22 agosto 2011
Zoología

El linaje de los osos polares actuales proviene de Irlanda y sus alrededores

Un equipo internacional de científicos ha descubierto que todos los osos polares actuales descienden de una hembra de oso pardo que vivía en Irlanda o sus alrededores justo antes de la fase más fría de la última era glacial, hace entre 20.000 y 50.000 años.

Investigaciones anteriores habían sugerido que quizá la antepasada común más reciente de todos los osos polares modernos vivió en tres islas de Alaska hace sólo 14.000 años.

El equipo de Beth Shapiro, de la Universidad Estatal de Pensilvania, y Daniel Bradley, del Trinity College de Dublín, ha llegado a la conclusión de que los cambios climáticos que afectaron a la capa de hielo del Atlántico Norte probablemente hicieron que los hábitats de ambas clases de osos se superpusieran periódicamente.

Estas superposiciones llevaron entonces a la hibridación o el mestizaje, una circunstancia que provocó que el ADN materno de los osos pardos se introdujera en los osos polares.

El oso polar y el oso pardo son especies muy diferentes en aspectos como el tamaño del cuerpo, el color de la piel y del pelaje, el tipo de piel, la estructura de los dientes, y muchas otras características físicas. Su comportamiento es también muy distinto: Los osos polares son nadadores expertos que se han adaptado a un estilo de vida altamente especializado en el Ártico, mientras que los osos pardos prefieren los bosques montañosos, las regiones silvestres y los valles fluviales de Europa, Asia y América del Norte.

A pesar de estas diferencias, se sabe que durante los últimos 100.000 años ha habido casos de apareamientos entre las dos especies, propiciados por la oportunidad, y probablemente el número de casos sea muy elevado.

[Img #3902]
Investigaciones anteriores indican que el oso pardo aportó material genético al linaje mitocondrial del oso polar, la parte materna del genoma, o la porción de ADN que se transmite exclusivamente de madres a hijos e hijas. Pero, hasta ahora, no estaba claro cuándo los osos polares modernos adquirieron su genoma mitocondrial en su forma actual.

Se espera que esta nueva investigación ayude a guiar futuras labores de conservación de los osos polares.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress