Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 12 julio 2016
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (454): RAM

RAM

 

Experimento; País: EEUU; Nombre nativo: Radio Attenuation Measurement

 

El retorno de los vehículos tripulados a través de la atmósfera terrestre implica un extraordinario rozamiento y la creación de una envoltura de gas ionizado. La presencia de este gas bloquea las comunicaciones durante algunos minutos (en función de la velocidad y la inclinación, alcanza entre 7 y 11 minutos para una nave procedente de la Luna), impidiendo el contacto entre las estaciones de seguimiento y el vehículo. Las señales de radio se ven atenuadas al atravesar el plasma, debido a los electrones libres dentro de este último, que colisionan con las restantes partículas del gas.

 

Conscientes de este problema, la NASA inició un programa de estudio del fenómeno en 1960, que implicaría el lanzamiento de varios cohetes sonda a gran altitud, cuya ojiva reentraría a gran velocidad, permitiendo estudiar la envoltura de plasma durante la reentrada. El proyecto se llamó RAM (Radio Attenuation Measurement).

 

Las dos primeras misiones (RAM-A), fueron lanzadas el 30 de agosto de 1961 y el 21 de febrero de 1962, desde Wallops, gracias un cohete híbrido construido con varios motores. En concreto, el RAM-A, que pesaba 6.500 Kg, tenía cuatro etapas, dispuestas de la siguiente manera: un motor Castor XM 33E3, ayudado por dos Recruit XM 19 auxiliares, en la primera fase; un motor XM 45 en la segunda y tercera etapas, y un Recruit XM 19 en la cuarta. El cohete medía 19,8 metros de alto y transportaba una carga útil de 34 Kg, situada dentro del cuarto escalón. Gestionadas por el centro Langley de la NASA, las dos misiones funcionaron perfectamente, obteniendo datos valiosos a velocidades de 5.500 m/s.

 

Los tres vuelos siguientes (RAM-B), despegaron desde Wallops el 21 de septiembre de 1962, el 28 de mayo de 1963 y el 10 de abril de 1964. El cohete usado estaba formado por tres etapas: una primera con el motor Castor E-8, una segunda con un Antares X-254-1, y una tercera con un Alcor AJ-10 (es decir, parecido al Blue Scout de la Fuerza Aérea). El vector medía 12,8 metros de alto y pesaba 6.000 Kg, siendo lanzado mediante un raíl. La carga útil pesaría 80, 112 y 112 Kg, respectivamente.

 

Durante los RAM-A y B se practicarían modificaciones en la forma del cono de reentrada, y se probaron técnicas como el uso de frecuencias más altas o inyectar agua alrededor de la ojiva. Todos dieron buenos resultados, menos el RAM-B1, debido al fallo de su segunda etapa.

 

A finales de 1964 se aprobó una nueva serie RAM-C, en busca de velocidades más altas de reentrada (de 7.600 a 8.200 m/s). Se lanzaron desde Wallops dos misiones de este tipo el 19 de octubre de 1967 y el 22 de agosto de 1968. Para lograr los objetivos de velocidad se usarían cohetes Scout B, con capacidad orbital, si bien sólo efectuarían vuelos balísticos. El primero de los vehículos, de 117 Kg de peso, ensayó la técnica de inyección de agua en el plasma durante la reentrada, y el uso novedoso de frecuencias en la banda X. Por su parte, el RAM-C2, de 120 Kg,  midió las concentraciones de electrones e iones gracias a reflectómetros de microondas, durante su vuelo de 8 minutos. Además de los ensayos con transmisiones en VHF, y en las bandas X, L y S, como su antecesor, el C2 ensayó la banda Ka.

 

A mediados de 1969, la NASA aprobó un tercer vuelo (RAM-C3), que acabó despegando desde Wallops el 30 de septiembre de 1970, gracias a otro Scout-B. En este caso experimentó con inyecciones de agua y freón, y alcanzó una altitud máxima de 465.000 pies.

 

Con toda la información obtenida, los científicos podrían efectuar simulaciones de laboratorio en tierra y calcular mejor los períodos de falta de contacto con las naves tripuladas durante la reentrada, además de trabajar en diversas formas de paliar el problema.

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress