Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 19 julio 2016
Ingeniería

Un dron que esquiva obstáculos como lo haría un insecto

¿Cómo enviar un dron en una misión de reconocimiento a un sitio de acceso difícil y lleno de obstáculos, como por ejemplo el interior de un edificio que acaba de sufrir un derrumbe, sin que se encalle entre los escombros? El dron podría, por supuesto, estar controlado de forma remota, pero no hay garantías de que sus pilotos pudieran guiarlo con la pericia que requiere la situación ni tan siquiera de que el contacto por control remoto con el dron no se cortase.

 

Darius Merk, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, ha utilizado un algoritmo inspirado en el sistema ocular de los insectos para desarrollar un dron que puede esquivar obstáculos y volar entre ellos con una pericia formidable. Su diseño y la línea de investigación que ha seguido podrían acabar siendo de gran utilidad para el desarrollo de robots dedicados a tareas de rescate en catástrofes.

 

El dron es completamente autónomo y su capacidad de detectar obstáculos le permite evitar colisionar con estos. A diferencia de la vista humana, el sistema visual del dron no utiliza visión estereoscópica para determinar la profundidad y la distancia. Usar cámaras para simular el ojo humano precisa de mucha potencia de cálculo, tal como indica Merk. Para eso, el dron necesitaría tener un pequeño ordenador a bordo, lo que dificultaría su miniaturización, necesaria si se pretende que pase por pequeños resquicios entre montones de escombros.

 

Así que Merk ideó un dron que puede ver como los insectos con sus ojos compuestos. Bastantes insectos voladores se orientan valiéndose de lo que se conoce como flujo óptico. Por flujo óptico se entiende el movimiento aparente que presentan los objetos cuando nos movemos. Los que están más cerca de nosotros parecen moverse más deprisa, mientras que aquellos que están más lejos parecen moverse con mayor lentitud. En un movimiento hacia delante, algunos objetos fluyen lateralmente, mientras los objetos al frente aumentan en tamaño y los objetos más lejanos cambian muy poco o nada.

 

[Img #37392]

 

Un dron que ve como un insecto necesita solo dos cámaras de 15 gramos, una delante y otra detrás, para disponer de una vista de 360 grados de su entorno y del terreno bajo él. Este sistema necesita muy poca potencia de cálculo, así que el tamaño del aparato podría potencialmente reducirse hasta los 10 centímetros.

 

Drones como el descrito serían extremadamente útiles en tareas de rescate tras un desastre, ya que podría ser utilizado para examinar sitios inaccesibles desde fuera para un humano. Un dron de esta clase sería ligero, autónomo y capaz de esquivar los múltiples obstáculos con los que se toparía en el escenario de una catástrofe. Una vez dentro del sitio de interés, podría hacer un reconocimiento del mismo, filmándolo y transmitiendo, desde el lugar o desde donde le fuera posible comunicarse, las imágenes captadas.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress