Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 22 agosto 2016
Medicina

Técnica para regenerar tejidos del corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en Estados Unidos y otros países. Cada año son responsables de uno de cada cuatro fallecimientos, y la tasa de supervivencia tras cinco años después de un ataque cardíaco es peor que la afrontada para la mayoría de los cánceres en el mismo plazo de tiempo.

 

Una gran parte del problema radica en la incapacidad del corazón humano para repararse de forma efectiva después del daño sufrido. El equipo de Yu Liu, Xiaopeng Shen y Robert Schwartz, de la Universidad de Houston en Estados Unidos, está intentando cambiar eso.

 

El corazón humano es un órgano que no se regenera, y el número de células musculares cardíacas se reduce con la edad. Las células perdidas durante lesiones, como las debidas a un ataque al corazón, son gradualmente reemplazadas por tejido conectivo, un proceso llamado fibrosis. Esto lleva a una merma, potencialmente letal, de la función de bombeo, lo cual es la razón de que las enfermedades cardiovasculares sean tan mortales como los cánceres.

 

Liu y sus colegas han descubierto nuevos reguladores de la formación cardíaca. Algo que hace distintos de casi todos los demás a estos nuevos reguladores, llamados microARNs (una clase de ARN pequeño), es que actúan en el inicio del proceso de formación del corazón en varios pasos.

 

Por otro lado, son más fáciles de suministrar a los cuerpos humanos, y por tanto tienen un camino más corto hacia el uso clínico.

 

[Img #38035]

 

En un proyecto con el Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio, de la NASA, Schwartz está explorando cómo el singular ambiente a bordo de una cosmonave en el espacio puede ayudar en la creación de células musculares cardíacas a partir de fibroblastos. Los microARNs descubiertos serán muy útiles en este objetivo.

 

Considerados tiempo atrás como mera basura genética, los microARNs se han posicionado ahora como un instrumento importante de regulación genética. Usando herramientas genéticas en ratones, Liu y su equipo han podido hacer un seguimiento del proceso de formación de células musculares cardíacas en un disco de Petri.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress