Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 2 septiembre 2016
Astronáutica

Un cohete Falcon-9 estalla en su zona de despegue

El lanzamiento del satélite de comunicaciones Amos-6, propiedad de Israel, previsto para el sábado 3 de septiembre, no podrá llevarse a cabo. El lanzador Falcon-9 v1.2, junto con la carga útil, estaba siendo sometido a las habituales pruebas previas al despegue, el 1 de septiembre, cuando un inesperado fallo, aparentemente en la etapa superior, provocó una explosión que destruyó tanto el cohete como el satélite.

 

Este tipo de estallidos es muy poco habitual, y en este caso afectó también a la torre de despegue. La empresa SpaceX, que preparaba un ambicioso calendario para el resto del año, y el cual incluía el relanzamiento de una de las etapas recuperadas recientemente, deberá iniciar una investigación sobre lo sucedido, posponiendo las nueve misiones previstas, incluyendo vuelos de suministros hacia la estación espacial internacional.

 

Las imágenes de video disponibles de la simulación de la cuenta atrás (que debía efectuar un encendido de prueba de los motores de la primera etapa) muestran una explosión en la zona de la segunda etapa del cohete, mientras sus tanques estaban siendo cargados de queroseno y oxígeno líquido, cuya destrucción acabó con el resto del vector. Casi inmediatamente puede verse al carenado y el satélite cayendo al suelo, siendo destrozados por el impacto. Con el vehículo cargado de propergoles, el accidente provocó un intenso fuego y una gran humareda negra, pero nadie resultó herido, ya que la plataforma estaba totalmente desalojada.

 

El Amos-6, propiedad de la empresa Spacecom Ltd., debía ser instalado en la posición geoestacionaria 4 grados Oeste. El satélite, construido por la compañía israelí IAI, había costado 195 millones de dólares. Con un peso de 5.500 kg, transportaba una carga diseñada en Canadá de 43 repetidores en banda Ku y Ka, así como 2 en banda S. El vehículo debía ofrecer, entre otros, servicios de conexión a Internet para buena parte de África, impulsados por Facebook.

 

[Img #38279]

 

Mientras se investiga lo ocurrido, las primeras pistas indican que el problema podría estar localizado en el tanque de oxígeno de la etapa superior. Esta zona también había estado implicada durante la explosión de otro Falcon-9, esta vez en vuelo, en junio del año pasado.

 

La NASA deberá estudiar si el retraso en el lanzamiento de la próxima cápsula de suministros Dragon hacia la estación espacial (hasta ahora previsto para noviembre) afectará a las reservas a bordo.

 

Información adicional

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress