Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 5 septiembre 2016
Paleontología

Los últimos cazadores-recolectores británicos

Han sido identificados, gracias a arqueólogos de varias universidades británicas, unos raros huesos humanos del Reino Unido que datan de alrededor del año 4000 a. C., justo antes de la llegada de la agricultura a la región. La identificación se ha hecho mediante una nueva técnica de análisis del colágeno.

 

Apenas existen restos humanos de este período en Gran Bretaña. Una excepción la constituye Oronsay, una pequeña isla en las Hébridas Interiores, que es única en cuanto a que posee los restos de seis personas de esa época.

 

El equipo de Tamsin O’Connell, de la División de Arqueología en la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, analizó los diminutos fragmentos de hueso del yacimiento de Cnoc Coig en Oronsay. Mediante. Se sirvió de secuencias de colágeno (una proteína) óseo para determinar las especies de 20 fragmentos de hueso previamente no identificados. De estos, 14 fueron confirmados como humanos: un hallazgo destacado dada la escasez de restos humanos de esta era.

 

Los autores del estudio se valieron también del colágeno para llevar a cabo una datación por radiocarbono y un análisis de isótopos estables, en las muestras de hueso, a fin de obtener nuevos y reveladores datos sobre la dieta de los últimos grupos de cazadores-recolectores británicos y sobre el alcance de su relación con las primeras señales de la aparición de la agricultura.

 

[Img #38304]

 

Una selección de fragmentos óseos de la colección de Cnoc Coig utilizada en esta investigación y que ilustra la diversidad de tamaños, elementos y conservación. Desde arriba, restos de foca, cerdo y humano. (Fotos: Charlton et al/Journal of Archaeological Science)

 

Con arreglo a hallazgos anteriores, se asumía que la caza-recolección fue reemplazada de forma bastante rápida con la llegada de la agricultura a Gran Bretaña, resultando en un súbito cambio de dieta. Sin embargo, los resultados del nuevo estudio apuntan a lo contrario, aportando pruebas de que en algunas partes del Reino Unido las dietas estaban basadas principalmente en alimentos de origen marino incluso después de la llegada de la agricultura.

 

Ahora parece que ambos estilos de vida (el de los cazadores-recolectores-pescadores y el de los agricultores) coexistieron potencialmente en la costa occidental de Escocia durante varios cientos de años.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress