Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 5 septiembre 2011
Zoología

Los loros aprenden su "nombre" de sus padres

Los loros siempre han impresionado a la gente con su capacidad para imitar palabras humanas. Una investigación revela ahora que los polluelos de loro aprenden de sus padres a graznar su "nombre", y siguen usando ese sonido característico, quizás con algunos pequeños ajustes, en su vida futura.

La investigación, a cargo del equipo de Karl Berg de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, ofrece la primera evidencia de que los loros aprenden de sus padres el graznido familiar específico que sirve para llamarles, y muestra que las señales vocales en loros salvajes se adquieren socialmente y no son un rasgo predefinido genéticamente.

En investigaciones anteriores, ya se comprobó que todos los loros salvajes usan señales acústicas de contacto particulares, que no sólo distinguen a cada individuo, sino que también comunican su género y el grupo social o "familia" a la que pertenecen.

Lo descubierto en el nuevo estudio también puede ayudar a desentrañar el misterio de por qué el aprendizaje vocal evolucionó en algunos grupos de vertebrados, como los humanos y los loros, pero no en otros.

Una pista al respecto se obtiene al buscar qué tenemos en común humanos y loros.

[Img #4108]
Los loros comparten dos características importantes con los humanos: un cerebro grande, en comparación con su masa corporal; y un tiempo de crianza largo durante el cual las crías dependen de sus padres, lo que aumenta las oportunidades para los polluelos de aprender cosas de sus progenitores.

Una explicación evolutiva al fenómeno de los "nombres" de los loros podría estar en los viajes de grandes grupos de loros, donde, entre la multitud, el padre y la madre sintieran la necesidad de tener un modo eficaz de avisar a sus crías, algo no muy distinto al recurso de padres y madres humanos de llamar por su nombre a sus hijos pequeños cuando están en medio de una muchedumbre infantil y no logran localizarlos con la vista.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress