Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 27 octubre 2016
Medicina

Dormir poco altera la composición de la flora intestinal

Los resultados de un nuevo estudio clínico sugieren que una cifra de horas dormidas menor de la aconsejable altera la abundancia de las especies bacterianas en los intestinos, una alteración que ya ha sido vinculada en estudios anteriores a una salud metabólica humana en riesgo.

 

Los cambios en la composición y la diversidad de la microbiota intestinal han sido asociados con enfermedades como la obesidad y la diabetes tipo 2 en humanos. A estas enfermedades también se las ha relacionado en numerosos estudios con un déficit crónico de horas dormidas. Sin embargo, no se sabía si dicho déficit altera la microbiota intestinal en humanos. Con esto en mente, Christian Benedict y Jonathan Cedernaes, de la Universidad de Uppsala en Suecia, colaboraron con investigadores del Instituto de Nutrición Humana de Potsdam-Rehbruecke en Alemania. El estudio se orientó a intentar averiguar en nueve participantes varones sanos y de peso normal si restringir las horas dormidas, hasta un una cifra mínima de unas 4 horas por noche, durante dos días consecutivos, puede alterar la microbiota intestinal del Ser Humano, en comparación con dormir unas 8 horas de cada 24.

 

En general, los autores del estudio no encontraron pruebas de que la diversidad de la flora intestinal se altere por dormir poco. Esto ya se esperaba, dada la naturaleza del experimento, con una duración breve y ejecutado en muy pocos sujetos de estudio. Sin embargo, en análisis más específicos de grupos de bacterias, los investigadores sí observaron cambios en la microbiota que van en paralelo con algunos de los observados cuando por ejemplo se han comparado individuos obesos con otros de peso normal en otros estudios. Se necesitarán observaciones con periodos de seguimiento más largos y una mayor cantidad de sujetos de estudio para averiguar con la suficiente certeza hasta qué punto las alteraciones de la flora intestinal pueden intervenir en las consecuencias negativas para la salud atribuidas a la pérdida de sueño, como un aumento de peso y la resistencia a la insulina, tal como razona Jonathan Cedernaes, coautor del estudio.

 

[Img #39475]

 

Panorama urbano nocturno. (Foto: Grady Tuell, NOAA Corps)

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress