Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 10 noviembre 2016
Astrofísica

Estrellas con forma de calabaza

Unos astrónomos, valiéndose de observaciones hechas en las misiones Kepler y Swift de la NASA, han descubierto una serie de estrellas que giran tan rápido sobre sí mismas que se han deformado hasta adoptar la forma de una calabaza en vez de mantener la de una esfera. Además, estas estrellas de giro rápido producen rayos X a más de 100 veces el nivel máximo observado en el Sol. Se cree que esas llamativas estrellas son el resultado de sistemas binarios (parejas de estrellas) donde los dos componentes, parecidos al Sol, estaban muy cerca el uno del otro y acabaron fusionándose en una sola estrella.

 

La investigación la ha realizado el equipo de Steve Howell, del Centro Ames de Investigación de la NASA en Moffett Field, California, Estados Unidos.

 

Las 18 estrellas estudiadas dan una vuelta completa sobre sí mismas en apenas unos pocos días en promedio, mientras que el Sol necesita casi un mes. La rápida rotación amplifica en ellas el mismo tipo de actividad que vemos en este último, como manchas y erupciones solares, y el resultado es un nivel frenético de actividad en tales fenómenos y otros relacionados.

 

[Img #39761]

 

La ilustración compara el Sol con la más extrema “estrella calabaza” encontrada por el Kepler y el Swift. Ambas estrellas se muestran a la misma escala. KSw 71 es más grande, más fría y más roja que el Sol y gira sobre sí misma cuatro veces más deprisa. Esta rotación tan veloz ocasiona que la estrella se achate adoptando la forma de calabaza, lo que resulta en polos más brillantes y un ecuador más oscuro. La rotación rápida también implica niveles superiores de actividad estelar, como manchas, erupciones y protuberancias. (Imagen: NASA's Goddard Space Flight Center / Francis Reddy)

 

El miembro más extremo del grupo, una gigante naranja de tipo K llamada KSw 71, es más de 10 veces más grande que el Sol, su periodo de rotación es de solo 5,5 días, y produce una emisión de rayos X 4.000 veces superior a la de nuestra estrella en el máximo solar.

 

En la investigación también ha trabajado Padi Boyd, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland, Estados Unidos.

 

Información adicional

 

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress