Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 28 noviembre 2016
Ciencia de los Materiales

Tinta magnética para dotar a objetos de la capacidad de autorrepararse con suma rapidez

Un equipo de ingenieros ha desarrollado una tinta magnética que puede utilizarse en la fabricación de baterías, sensores electroquímicos y circuitos de dispositivos electrónicos ponibles, dotándoles de la capacidad de autorrepararse. Esta tinta se podría comparar a sangre que se coagula cerrando una herida.

 

El ingrediente clave para la tinta consiste en micropartículas orientadas en una configuración concreta mediante un campo magnético. Debido a la forma en que están orientadas, las partículas en las dos orillas de una hendidura se atraen entre sí, haciendo que un dispositivo impreso con dicha tinta se autorrepare. Esta capacidad permite la reparación de hendiduras de hasta 3 milímetros de ancho, un récord en el campo de los sistemas autorreparables.

 

Los actuales materiales autorreparables precisan de un activador externo para impulsar el proceso de reparación. También necesitan desde unos pocos minutos a varios días para actuar. En cambio, el sistema desarrollado por el equipo de Joseph Wang, director del Centro para Sensores Ponibles y presidente del departamento de nanoingeniería en la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, no precisa ningún catalizador externo para funcionar. Además, el daño comienza a repararse en el plazo de unas 5 centésimas de segundo.

 

[Img #40150]

 

Los ingenieros imprimieron un circuito autorreparable en la manga de una camiseta y lo conectaron con una lámpara LED y una pila eléctrica de botón. Después cortaron el circuito y la tela en la que estaba impreso. En ese momento, el LED se apagó. Pero en el plazo de unos pocos segundos, empezó a volver a encenderse a medida que ambos lados del circuito se reunían de nuevo y culminaba el proceso de autorreparación, iniciado casi al instante de producirse el corte. (Fotos: Jacobs School of Engineering/UC San Diego)

 

Wang y sus colegas usaron la tinta para imprimir baterías, sensores electroquímicos y circuitos eléctricos para dispositivos ponibles basados en tejidos. A continuación, los dañaron, cortándolos y ensanchando las hendiduras. Los investigadores los dañaron repetidamente, hasta nueve veces en el mismo lugar. También causaron daños en cuatro lugares diferentes del mismo dispositivo. Estos se autorrepararon y recuperaron su funcionalidad con solo una mínima pérdida de conductividad.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2015 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress