Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 23 diciembre 2016
Biología

Conversión de tejido graso que engorda a tejido graso que adelgaza

Cierta vía de señalización en las células de grasa podría algún día proporcionar la clave para desarrollar mejores tratamientos contra la obesidad, a juzgar por los resultados de una nueva investigación.

 

Las células ordinarias de grasa, también llamadas adipocitos blancos, se llenan de moléculas de grasa para almacenar energía, y su sobrecarga lleva a la obesidad y a trastornos relacionados con ella, incluyendo la diabetes. Los adipocitos marrones, que abundan en los niños muy pequeños como “grasa de bebé”, pero mucho menos en adultos, hacen esencialmente lo contrario: queman rápidamente grasa a modo de combustible para generar calor, y por tanto protegen al cuerpo del frío así como de la obesidad y la diabetes.

 

La vía de señalización descubierta por el equipo del Dr. Zoltan P. Arany, de la Escuela Perelman de Medicina adscrita a la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, activa un “programa de amarronamiento” en adipocitos blancos, haciendo que estos se parezcan más a los marrones que queman grasa.

 

Es posible que se pueda regular esta vía con un fármaco, para empujar a la grasa blanca a convertirse en marrón y por tanto combatir de manera muy eficiente la obesidad, tal como aventura el Dr. Arany. En países como Estados Unidos, la tercera parte de los adultos están ya considerados como obesos y casi el 10 por ciento tienen diabetes tipo 2.

 

[Img #40729]

 

La imagen muestra tejido adiposo, con gotas de grasa en verde y vasos sanguíneos en rojo. (Foto: Laboratorio de Zoltan Arany, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania)

 

Arany y sus colegas encontraron que el programa de amarronamiento en adipocitos blancos es suprimido normalmente por una proteína llamada FLCN. Realiza esta función en cooperación con un centro de señalización celular principal, un complejo proteico conocido como mTOR. La interacción entre FLCN y mTOR mantiene desactivado el programa de amarronamiento, concretamente evitando que una proteína llamada TFE3 entre en el núcleo de la célula.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2015 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress