Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 28 diciembre 2016
Ingeniería

Cuando un automóvil con conducción automática decide devolverle el control al conductor humano

Ahí estamos, recorriendo la autovía, escuchando algunas melodías y disfrutando de la vista, mientras nuestro coche autónomo circula por sí mismo a través del tráfico. Entonces se acaba la diversión y el automóvil nos devuelve el trabajo y la responsabilidad de ponernos al volante. ¿Cómo de suave será esta transición?

 

Veintidós conductores intentaron responder a esta pregunta en la práctica (en una pista cerrada al público, no en una autopista). Los resultados podrían ayudar a diseñar los futuros coches autónomos.

 

El equipo de Holly Russell, quien ha estado trabajando hasta recientemente en el Laboratorio de Diseño Dinámico de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, lo forman especialistas que combinan experiencia en el diseño de automóviles autónomos, interacción entre robots y humanos, y neurociencia.

 

Russell y sus colegas hallaron que la mencionada transición podría ser un tanto ruda y problemática. Los conductores que tuvieron que afrontar cambios en ciertos parámetros desde que dejaron el volante hasta que volvieron a tomarlo, como por ejemplo en la velocidad, necesitaron un período de ajuste tras ese relevo.

 

[Img #40791]

 

Holly Russell en el vehículo experimental X1 de la Universidad de Stanford. (Foto: Steve Castillo)

 

El problema que los conductores tuvieron a la hora de acostumbrarse a las diferentes condiciones de conducción no fue suficiente para provocar que condujesen mal en las curvas, pero incluso así ello quedaba reflejado en las mediciones de los investigadores y ya era patente solo observándoles. Estos efectos plantean la posibilidad de que, dependiendo de las características del conductor, las condiciones de conducción y el sistema autónomo utilizado, la transición hacia un control manual pueda convertirse en un intervalo de tiempo especialmente arriesgado.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress