Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 10 enero 2017
Libros

¿Innovar o morir? Esa es la cuestión (Ramón González Sánchez)

El motor de la sociedad moderna se encuentra probablemente en la tecnología y las ciencias aplicadas. En la actualidad, dicho motor funciona a toda velocidad, produciendo en un año tantos avances como una década en el pasado, impulsado por una inercia que parece imparable. Los laboratorios, las universidades, los institutos científicos, las empresas tecnológicas, todos se hallan inmersos en una vorágine en la que el desarrollo tecnocientífico es protagonista.

 

Ahora más que nunca es necesario estar pendiente de los medios de comunicación para estar al día de todo ello. Sin embargo, aunque unos avances son más llamativos que otros, se mantiene una cierta carencia: la puesta en valor del trabajo realizado por todos aquellos que han participado en los programas y que, a la postre, son los responsables de que hayan sido posibles. En efecto, más allá de los parabienes que puedan suscitarnos los nuevos inventos y avances en los diversos campos científicos, resta pendiente el verdadero reconocimiento de las personas que han participado en ellos, limitado a menudo a los jefes de equipo o a los ganadores de premios Nobel.

 

Echando la vista atrás, se llega a la conclusión de que los citados avances no han venido solos, sino que han dependido en casi todos los casos del deseo de sus protagonistas de innovar, de crear nuevo conocimiento, de inventar y llegar más lejos. Este es el verdadero tema de este libro, “¿Innovar o morir? Esa es la cuestión”, de Ramón González Sánchez, doctor en robótica e ingeniero informático que actualmente trabaja en el MIT estadounidense, uno de los centros mundiales más renombrados por la capacidad de sus miembros de transformar la sociedad a través de sus trabajos tecnológicos y científicos.

 

González, efectivamente, dedica su libro a los investigadores, a aquellos que han hecho posible la tecnología que nos rodea y que no deberíamos dar por descontada, como si procediera de un pozo sin fondo de saber y capacidades inventivas. Y de hecho, el título de la obra resume muy bien la filosofía tanto del MIT como de cualquier investigador que se halle en la vanguardia de su campo. Innovar es la palabra mágica, y aquella que empuja a miles de personas a superarse y dar lo mejor de sí mismos para competir en un mundo cada vez más tecnológico en el que no es tan fácil sobrevivir.

 

La mayor parte del libro está dedicada a repasar los momentos clave de la historia de la humanidad en los que la inspiración o el deseo de innovar permitieron dar grandes saltos adelante en la sociedad. Baste mencionar el aprovechamiento del fuego o la aparición de la agricultura para comprobar que ha habido inventos que realmente han transformado a la Humanidad y que, en la práctica, han permitido que sobreviviera. Desde entonces, no nos hemos detenido, acortando cada vez más los tiempos de desarrollo de nuevas aportaciones, y aprovechando momentos especiales, como las grandes guerras, que han permitido proporcionar grandes impulsos a determinadas tecnologías que luego han encontrado acomodo en la sociedad civil y científica.

 

El último capítulo está dedicado al presente de esta carrera de innovación constante. En él queda claro que su carácter imparable espolea a sus participantes. Hay que innovar, o de lo contrario ello podría significar quedarse atrás para siempre, permitiendo que otros tomen la iniciativa. En particular, podemos esperar que las empresas, que buscan ganar dinero, sigan invirtiendo en tecnologías con atractivo comercial, pero también se hace necesario que los estados inyecten fondos en ámbitos de ciencia y tecnología básicas, como la exploración del espacio, donde se avanza simultáneamente en diversos campos de aplicación en la sociedad. La resolución de retos muy difíciles, como es el caso, es la mejor estrategia para obtener el máximo rendimiento de la inversión en materia gris y financiera que ello supone.

 

En definitiva, un libro que debe hacernos abrir los ojos, para constatar que el futuro de la especie reside en las personas, en los investigadores, que siguen innovando para facilitar nuestra vida y luchar por solventar los problemas de toda índole que nos rodean y que amenazan la sostenibilidad del mundo.

 

Círculo Rojo. 2016. Tapa blanda, 171 páginas. ISBN: 978-84-9160-046-6

 

Puedes adquirir este libro aquí.

 

[Img #40995]

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress