Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 10 enero 2017
Astrofísica

El punto del cosmos del que llegó una extraña ráfaga rápida de ondas de radio

Las ráfagas rápidas de ondas de radio (FRBs, por sus siglas en inglés) son radiodestellos misteriosos que se originan fuera de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Los FRBs, cuyos pulsos duran apenas unas milésimas de segundo, han desconcertado a los científicos desde que se detectó el primero de ellos hace una década. Aquella enigmática primera ráfaga, sobre la cual los redactores de NCYT de Amazings escribimos un artículo (http://www.amazings.com/ciencia/noticias/161107d.html) publicado el 16 de noviembre de 2007, se dio en llamar el "Estallido de Lorimer", por el nombre del científico que dirigió la investigación en la que se hizo el hallazgo, Duncan Lorimer, de la Universidad de Virginia Occidental en Estados Unidos. El radiofogonazo llegó a la Tierra en 2001, pero fue en 2007 cuando se le detectó al reanalizar datos de observaciones hechas por un radiotelescopio desde Australia.

 

Ahora, se ha conseguido localizar la fuente cósmica de una de estas misteriosas ráfagas. El trabajo lo ha realizado un equipo internacional integrado, entre otros, por Shami Chatterjee, James Cordes y Robert Wharton, de la Universidad Cornell en Estados Unidos.

 

En noviembre de 2012, unos astrónomos de la Universidad Cornell, usando el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico, captaron su primer FRB, el cual duró tres milésimas de segundo. Laura Spitler lo descubrió algún tiempo después, mientras revisaba datos antiguos del radiotelescopio. En ese momento fue bautizado como FRB 121102. Antes de este hallazgo, los pocos FRBs detectados habían sido captados todos por el Radiotelescopio de Parkes en Nueva Gales del Sur, Australia.

 

Para localizar la fuente de este destello esporádico, los astrónomos unieron trabajo detectivesco con tecnología telescópica moderna, combinando terabytes de datos de diversos observatorios. Usaron una amplia gama de telescopios, en la superficie de la Tierra así como en el espacio, para observar esa pequeña sección de cielo.

 

[Img #41003]

 

Las antenas parabólicas de la Red VLBI europea, enlazadas entre sí y con el radiotelescopio del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico, han sido fundamentales para poder localizar la posición exacta de FRB 121102 dentro de su galaxia anfitriona. (Ilustración: Danielle Futselaar (www.artsource.nl))

 

El minucioso rastreo ha dado su fruto. Se ha localizado un objeto cósmico que parece una galaxia de brillo debilísimo, y esta mancha borrosa y tenue ocupa la misma posición que la fuente de ondas de radio, por lo que se puede considerar que la galaxia, o una zona dentro de ella, es la fuente emisora.

 

Las importantes preguntas que ahora habrá que responder son: ¿cuál es la naturaleza de la fuente?, ¿qué energiza estos estallidos?, ¿hay algunos que se repiten? Chatterjee y sus colegas piensan que podría tratarse de un magnetar, una estrella de neutrones recién nacida con un enorme campo magnético, dentro de un remanente de supernova. Otra posibilidad, aunque más remota, es que se trate del núcleo galáctico activo de una galaxia enana. Tampoco se puede descartar que sea una combinación de ambos fenómenos.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress