Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 11 enero 2017
Zoología

Ante un problema que no pueden resolver, los caballos buscan ayuda en los humanos

Una investigación reciente ha demostrado que cuando los caballos se enfrentan a problemas irresolubles utilizan señales visuales y táctiles para llamar la atención de los humanos y pedir su ayuda. El estudio también sugiere que los caballos alteran su comportamiento comunicativo dependiendo de si creen que el humano está enterado de la existencia problema o por el contrario suponen que no se ha percatado de él todavía.

 

El trabajo es obra del equipo de Monamie Ringhofer y Shinya Yamamoto, de la Universidad de Kobe en Japón.

 

Comunicarse con otros individuos para obtener información sobre lugares donde obtener comida o sobre la cercanía de depredadores es una habilidad de supervivencia valiosa. Los chimpancés, que están evolutivamente cerca de los humanos, son especialmente hábiles a la hora de entender a otros. Ciertos estudios sugieren que los chimpancés distinguen los estados de atención de otros individuos (si miran o no), y que también son capaces de entender sus estados de conocimiento (si saben o no algo). Algunos animales domésticos son asimismo muy buenos en la comunicación con los humanos: estudios recientes con perros han puesto de manifiesto que son excelentes a la hora de comprender varios gestos y expresiones humanas. Se cree que los perros adquirieron estas habilidades por su estrecha y larga convivencia con humanos desde que fueron domesticados.

 

Desde su domesticación hace 6.000 años, los caballos han participado en la sociedad humana de diversas maneras y formas, desde el transporte a la compañía. Las elevadas habilidades cognitivas sociales de los caballos respecto a los humanos podrían explicar parcialmente por qué el ser humano y el caballo siguen teniendo actualmente una relación de colaboración, cuando sin duda hay medios de transporte mucho más prácticos para los humanos. Sin embargo, las pruebas científicas respecto a esas habilidades cognitivas sociales de los caballos son aún escasas.

 

En el nuevo estudio, el equipo de Ringhofer y Yamamoto investigó las habilidades cognitivas sociales de los caballos con respecto a los humanos en una situación que requería que los caballos resolvieran un problema, el cual implicaba colocar comida en un lugar solo accesible para los humanos. El experimento fue llevado a cabo en un terreno cercado para caballos perteneciente a un club ecuestre de la Universidad de Kobe, donde participaron ocho caballos.

 

[Img #41020]

 

Un caballo en el club ecuestre. (Foto: Kobe University)

 

Para el primer experimento, un experimentador colocó comida (zanahorias) en un cubo al que el caballo no podía acceder. Los investigadores debían observar si el caballo enviaba señales al cuidador cuando este (inconsciente de la situación) llegaba a su lado, y en tal caso cómo intentaba comunicarse con el humano.

 

Se comprobó que típicamente el caballo se quedaba cerca del cuidador y lo miraba, tocaba y empujaba levemente. Estos resultados indican que cuando los caballos no pueden resolver problemas por sí mismos, envían señales a los humanos, tanto visualmente (mirando) como físicamente (tocando y dando empujoncitos).

 

Para ampliar estos resultados, en el segundo experimento los científicos investigaron si el comportamiento de los caballos cambiaba con arreglo al conocimiento que tuvieran los cuidadores respecto a la comida inaccesible. Si el cuidador no había visto la colocación de la comida, los caballos daban más señales, demostrando que pueden cambiar su comportamiento en respuesta a los distintos niveles de conocimiento que ellos atribuyen a cada humano.

 

En definitiva, estos dos experimentos ponen de manifiesto algunos comportamientos utilizados por los caballos para comunicar sus necesidades a los humanos. También sugieren que poseen habilidades cognitivas elevadas que les permiten alterar con flexibilidad sus comportamientos hacia los humanos en función del grado de conocimiento que inteligentemente nos atribuyen a cada uno de nosotros.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress