Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 24 enero 2017
Astrofísica

Buscando indicios de que el planeta Wolf 1061c es habitable

¿Hay vida en otros planetas? La cuestión de si los terrícolas estamos solos en el universo ha intrigado a la humanidad desde que comenzó a ser consciente de la naturaleza del cosmos, y ha sido tema de reflexión en muchos campos de la ciencia, así como en la filosofía y el arte. También es la fuerza que impulsa la investigación del astrónomo Stephen Kane, de la Universidad Estatal de San Francisco en Estados Unidos, dedicada a los exoplanetas (planetas de fuera de nuestro sistema solar).

 

Siendo uno de los principales “cazadores de planetas” del mundo, Kane se centra en hallar “zonas orbitales habitables”, franjas de espacio alrededor de soles en las que el agua podría existir en estado líquido sobre la superficie de un planeta si hubiese suficiente presión atmosférica. Kane y su equipo internacional, que incluye a Miranda Waters, examinó la zona habitable de un sistema dólar situado a 14 años-luz de distancia, uno de los sistemas más cercanos al nuestro.

 

Uno de los tres planetas conocidos en dicho sistema, un planeta rocoso llamado Wolf 1061c, se halla completamente dentro de la zona habitable. Kane y sus colaboradores consiguieron hacer mediciones de la estrella alrededor de la cual orbita el planeta para obtener un conocimiento más claro del grado de habitabilidad que dicho mundo.

 

Cuando los científicos buscan planetas que puedan albergar vida, básicamente están buscando uno con propiedades muy similares a las de la Tierra. Como esta última, el planeta tendría que existir en una órbita cuya distancia a la estrella fuese la idónea para mantener una temperatura adecuada para la vida. En concreto, el planeta no puede estar muy cerca o muy lejos de su estrella anfitriona. Uno que esté demasiado cerca sería demasiado caliente. Si está demasiado lejos, podría ser demasiado frío y en tal caso el agua se congelaría, que es lo que ocurre en Marte.

 

[Img #41315]

 

Ilustración de un exoplaneta. (Imagen: NASA/Ames/JPL-Caltech)

 

Por otro lado, en el caso de los planetas demasiado calientes se puede producir además un efecto invernadero desbocado, en el que el calor queda atrapado en la atmósfera y la temperatura crece mucho más. Los científicos creen que esto es lo que le sucedió al gemelo de la Tierra, Venus, que, al parecer, tuvo océanos en el pasado, pero cuya cercanía al Sol provocó que se calentara tanto que toda su agua se evaporó. Dado que el vapor de agua es muy eficaz a la hora de atrapar calor, ello aún calentó más la superficie del planeta. Su temperatura alcanza ahora unos infernales 471 grados Celsius.

 

Dado que Wolf 1061c está cerca del borde interior de la zona habitable, es decir el borde de la franja orbital habitable más cercano a la estrella, puede que el planeta tenga una atmósfera más parecida a la de Venus que a la de Tierra. Es posible que ahora mismo esté sufriendo un efecto invernadero desbocado.

 

El equipo de Kane también observó que, a diferencia de la Tierra, que experimenta cambios climáticos, como por ejemplo eras glaciales, debido a lentas variaciones en su órbita alrededor del Sol, la de Wolf 1061c cambia a un ritmo mucho más rápido, lo que podría significar que el clima ahí fuera bastante caótico, con una rápida alternancia entre breves eras glaciales y cálidas.

 

Así pues, ¿es posible la vida en Wolf 1061c? Averiguarlo precisará de más investigaciones.

 

Durante los próximos años se producirá el lanzamiento de nuevos telescopios espaciales, como el James Webb, sucesor del Hubble, y que podrá detectar componentes de las atmósferas de exoplanetas, así como vislumbrar algunos rasgos de sus superficies.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress