Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 6 febrero 2017
Biología

La composición genética de los sujetos con quienes más se convive influye en la salud

Una nueva investigación muestra que algunos aspectos de la salud del individuo se ven influenciados por la genética de aquellos con quienes más convive.

 

Unos investigadores del Instituto Europeo de Bioinformática, con sede en el Reino Unido y dependiente del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), con sede en Alemania, han mostrado que la salud de ratones individuales se ve influenciada por la composición genética de sus compañeros. Lo que han hallado indica que las investigaciones sobre genética y enfermedades deberían incluir los genotipos tanto de los individuos de interés como los de sus compañeros.

 

La mayoría de los rasgos están controlados genéticamente hasta cierto punto, por ejemplo, las preferencias de alguien respecto a dormir tienen un componente genético. Pero nada sucede de forma aislada, así que si, por ejemplo, nuestro cónyuge es una persona trasnochadora y debido a ello nos dormimos más tarde de lo que querríamos, su genotipo podría tener en parte la culpa. Por tanto, su genética puede que nos esté influyendo.

 

Sabemos de sobra que las personas nos influimos unas a otras en nuestro comportamiento, salud y bienestar. Lo que faltaba era determinar hasta qué punto ello tiene una base genética. Los resultados de la nueva investigación respaldan la idea de que al buscar vínculos entre genotipos y enfermedades, es muy importante examinar no solo al paciente sino también a su entorno social.

 

Las investigaciones sobre los “efectos genéticos sociales” pueden ayudar a médicos y pacientes a identificar la mejor forma de intervenir cuando la salud de estos se ve afectada por la genética de aquellos con quienes más conviven.

 

[Img #41608]

 

Interpretación artística de una pareja experimentado “efectos genéticos sociales”, una de muchas formas de estudiar cómo los individuos se influyen entre sí. (Imagen: Spencer Phillips, EMBL-EBI)

 

Estas investigaciones pueden asimismo aportar un conocimiento más preciso de cómo estos mecanismos biológicos regulan las influencias entre individuos. La influencia de una persona con la que se convive mucho puede ser mediada por tantos rasgos que sería poco realista analizarlos todos. En cambio, analizar los genotipos de quienes conviven mucho con un paciente es más directo y puede revelar factores importantes del grado y tipo de influencia sobre este.

 

En el nuevo estudio, el equipo de Amelie Baud, del EMBL-EBI, se valió de dos cepas de ratones, grises y negros, y los distribuyó colocando como “compañeros de habitación” a individuos sin parentesco, en diferentes combinaciones. Baud y sus colegas encontraron que los efectos genéticos sociales explicaban hasta el 29% de la variación fenotípica en los rasgos medidos. Los más afectados fueron el proceso de curación de heridas, el nivel de ansiedad, la función inmunitaria y el peso corporal. En algunos casos, la contribución de los efectos genéticos sociales superó a la de los efectos genéticos directos (esencialmente el efecto sobre esos rasgos ejercido por cada genotipo propio del individuo).

 

Los resultados de la investigación se han hecho públicos a través de la revista académica PLOS Genetics. La referencia del trabajo es la siguiente: Baud A, Mulligan MK, Casale FP, Ingels JF, Bohl CJ, Callebert J, et al. (2017) Genetic Variation in the Social Environment Contributes to Health and Disease. PLoS Genet 13(1): e1006498. doi:10.1371/journal.pgen.1006498.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress