Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 27 septiembre 2011
Astrobiología

Origen extraterrestre de ciertos ingredientes de la vida

Desde la década de 1960, los científicos han estado tratando de encontrar pruebas de que las nucleobases (bases nitrogenadas) que constituyen los bloques de construcción de nuestro material genético, vinieron a la Tierra en meteoritos.

Una nueva investigación indica que ciertas nucleobases llegaron (y llegan) a la Tierra a partir de fuentes extraterrestres, por medio de ciertos meteoritos y en una mayor diversidad y cantidad de lo que se pensaba previamente.

Numerosas investigaciones han demostrado que los aminoácidos, los cuales forman proteínas al enlazarse, existen en el espacio y han llegado a veces a nuestro planeta traídos por las condritas carbonáceas, una clase de meteoritos ricos en materia orgánica.

Pero ha sido difícil demostrar con igual solidez que las nucleobases encontradas en las muestras de meteoritos no se deben a una contaminación bioquímica de origen terrestre.

El equipo que ha realizado la nueva investigación, y que incluye a Jim Cleaves del Laboratorio Geofísico del Instituto Carnegie de Estados Unidos, utilizó técnicas avanzadas de espectroscopia para purificar y analizar las muestras de 11 condritas carbonáceas distintas y un meteorito de una clase muy rara con un tipo diferente de composición química. Para todos esos meteoritos, excepto dos, ésta es la primera vez que han sido examinados buscando en ellos nucleobases.

[Img #4452]
Dos de las condritas carbonáceas contienen una gran variedad de nucleobases, y de compuestos que son estructuralmente similares, los análogos de nucleobases. Especialmente notable resulta el hecho de que tres de estos análogos de nucleobases son muy raros en la biología terrestre. Es más, no se encontraron concentraciones significativas de estos análogos en las muestras del terreno ni en las de hielo de las zonas donde fueron recogidos los meteoritos.

Encontrar compuestos de nucleobases que no se encuentran normalmente en la bioquímica de la Tierra apoya el origen extraterrestre.

El equipo puso a prueba su conclusión con experimentos para reproducir nucleobases, así como análogos de nucleobases, usando las reacciones químicas de compuestos que son comunes en el espacio. ¿El resultado?: Sus nucleobases sintetizadas en laboratorio son muy similares a las encontradas en las condritas carbonáceas.

Los resultados de la investigación sugieren, por tanto, que las primeras formas de vida en la Tierra pudieron formarse a partir de materiales extraterrestres transportados a nuestro mundo por meteoritos.

[swf object]


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress