Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 27 septiembre 2011
Psicología

Hablar y escuchar hablar, tareas más parecidas de lo que se creía

El cerebro tiene dos tareas fundamentales relacionadas con el lenguaje sonoro: hablar, y entender lo que otros hablan. Desde hace mucho tiempo, los psicólogos y demás estudiosos del cerebro han estado debatiendo sobre si estas tareas exigen de él dos tipos de actividad muy distintos, o si, por el contrario, para ambas se usan las mismas regiones del cerebro.

Ahora, un nuevo estudio parece haber dado con la respuesta definitiva.

El equipo de Laura Menenti (Universidad de Glasgow, en el Reino Unido), Peter Hagoort (Universidad Radboud en Nijmegen, Países Bajos), y Sarah Gierhan y Katrien Segaert (Instituto Max Planck para la Psicolingüística, también en los Países Bajos), usó la tecnología de resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI) para medir la actividad cerebral en personas que estaban escuchando o diciendo frases.

Los investigadores constataron que se activaban las mismas áreas del cerebro para cada una de estas tareas, pronunciar frases y escucharlas.

Sin embargo, aunque algunos estudios han sugerido que cuando la gente está escuchando hablar, articula en silencio las palabras con el fin de comprenderlas (lo que explicaría el uso de la misma región cerebral empleada para hablar), los autores del nuevo estudio no detectaron que las regiones motoras (usadas para mover los músculos necesarios para hablar) estuvieran activas.

[Img #4455]
Dicho de otro modo, hablar y escuchar hablar son funciones que comparten las mismas partes del cerebro, con una diferencia: para entender lo que alguien está diciendo, no necesitamos las regiones del cerebro que controlan los movimientos de los labios, la lengua ni otras partes de nuestra anatomía usadas para hablar.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress