Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 21 febrero 2017
Biología

Retrasar el envejecimiento actuando sobre las mitocondrias

Un compuesto sintético desarrollado en la Universidad Estatal de Moscú disminuye la velocidad de envejecimiento, al menos en los ratones con los que se le ha puesto a prueba.

 

El objetivo principal del estudio, realizado por especialistas de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú en Rusia y de la de Estocolmo en Suecia, era investigar el papel de las "centrales energéticas" intracelulares (las mitocondrias) durante el proceso de envejecimiento del organismo. Estos científicos intentaron ralentizar el envejecimiento usando un compuesto novedoso: el antioxidante artificial SkQ1, dirigido de forma precisa al interior de las mitocondrias. Este compuesto fue desarrollado por el biólogo y profesor ruso Vladimir Skulachev en la misma Universidad Estatal de Moscú.

 

En unos ratones con tendencia al envejecimiento prematuro, y que contaban con 100 días de edad al inicio de la investigación, un grupo de ellos fue tratado con pequeñas dosis de SkQ1 (aproximadamente 12 microgramos) añadidas al agua que bebían. Otro grupo de animales sirvió como grupo para comparación, recibiendo agua pura.

 

[Img #41932]

 

En el experimento participó un tipo de ratón cuya genética alterada le provoca un envejecimiento prematuro. (Foto: The A.N. Belozersky Institute Of Physico-Chemical Biology)

 

Las diferencias entre los dos grupos se hicieron evidentes a partir de la edad de 200 a 250 días. Los animales en el grupo que no recibió SkQ1 envejecieron rápidamente, como se esperaba. Perdían peso, la temperatura de su cuerpo disminuía, desarrollaban una grave curvatura de la columna vertebral (como resultado de la osteoporosis) y alopecia, su piel se hizo más delgada, y en el caso de las hembras su ciclo del celo dejó de funcionar debidamente. Por último, disminuyeron su movilidad y su consumo de oxígeno. El desarrollo de todos estos rasgos típicos del envejecimiento de ralentizó notablemente en el grupo tratado con SkQ1, e incluso algunos de los rasgos de envejecimiento no llegaron a aparecer en ese grupo.

 

Aunque los resultados de esta investigación son alentadores de cara a su posible utilidad para retardar el envejecimiento humano, habrá que investigar más antes de poder confirmar esta posibilidad.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress