Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 29 septiembre 2011
Salud

Los hombres tienden más al sobrepeso al divorciarse, y las mujeres al casarse

Pasar a hacer vida matrimonial, o dejar de hacerla, son cambios importantes en la vida de una persona. Pero un nuevo estudio demuestra que esos cambios además influyen en el peso corporal más de lo creído, y de formas distintas si se es hombre o bien mujer.

En este estudio, Dmitry Tumin y Zhenchao Qian, de la Universidad Estatal de Ohio, utilizaron datos de 10.071 personas a las que se les hizo un seguimiento desde 1986 hasta 2008, para determinar los cambios de peso corporal en los dos años posteriores a la boda o al divorcio.

Los investigadores tuvieron en cuenta muchos otros factores que pueden influir en el aumento o la disminución de peso, incluyendo el embarazo en el caso de las mujeres, la pobreza, el estatus socioeconómico y la educación.

Constataron que para los hombres el riesgo de un aumento notable de peso crecía considerablemente después del divorcio. En cambio, para las mujeres, el riesgo de un aumento de peso notable era más probable después de contraer matrimonio.

[Img #4491]El efecto se incrementaba en las personas que superaban los treinta años de edad, y era menos acusado en las de veinte o pocos años más.

Acerca de las causas de esa diferencia entre hombres y mujeres en la influencia del matrimonio y la del divorcio sobre el peso corporal, hay algunas explicaciones plausibles. Las mujeres casadas acostumbran a tener, todavía hoy en día, un papel más importante en las labores domésticas que los hombres, y al casarse pueden pasar a tener menos tiempo para hacer deporte y mantenerse en buena forma que el que tendrían si permanecieran solteras. Por otra parte, estudios previos demuestran que la vida conyugal con una mujer resulta beneficiosa para la salud de muchos hombres, al adoptar ellos en su vida matrimonial una alimentación más sana y otros hábitos positivos promovidos por la mujer. El divorcio priva de esta vida sana a muchos hombres, por lo que tras su ruptura conyugal tienden a ganar kilos de más y a sufrir otros efectos perniciosos.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress