Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 10 marzo 2017
Astronomía

Descifrando la naturaleza de la extraña mancha brillante de Ceres

El área central brillante del cráter Occator de Ceres, conocida como Cerealia Facula, es aproximadamente 30 millones de años más joven que el cráter en el que reside, según un nuevo estudio. Sus autores usaron datos de la sonda Dawn de la NASA para analizar el montículo central de Occator, concluyendo que este rasgo brillante en Ceres tiene solo 4 millones de años, una edad muy pequeña en términos de historia geológica.

 

El nuevo estudio, llevado a cabo por el equipo de Andreas Nathues, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Gotinga, Alemania, apoya interpretaciones previas del equipo de la Dawn sobre este material reflectante (que ocupa el área más brillante de todo Ceres), según las cuales está hecho de sales de carbonato. Las áreas brillantes secundarias más pequeñas de Occator, llamadas Vinalia Faculae, están compuestas por una mezcla de carbonatos y material oscuro, según las conclusiones a las que han llegado Nathues y sus colegas.

 

Las nuevas evidencias también sugieren que el montículo o cúpula brillante de Occator probablemente surgió en un proceso que tuvo lugar a lo largo de un período de tiempo largo, en vez de formarse en un único suceso. Los autores del estudio creen que el desencadenante inicial fue el impacto que excavó el propio cráter, causando que un líquido salobre del subsuelo ascendiera acercándose a la superficie. El agua y los gases disueltos, como el dióxido de carbono y el metano, crearon, en su ascenso, una especie de chimenea. Estos gases en ascenso también pudieron forzar a los materiales ricos en carbonatos a ascender hacia la superficie. Durante este periodo, el material brillante habría salido a través de las fracturas, acumulándose en la superficie hasta formar finalmente el domo que vemos hoy en día.

 

[Img #42334]

 

La zona brillante en Ceres. (Foto: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI)

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress